miércoles, 27 de noviembre de 2013

Estoy leyendo: Dos soles, de Beth Revis

Sinopsis:
Amy y Elder al fin llegan a Tierra Centauri: el planeta. Su planeta. Por el camino han dejado atrás a mucha gente y se han encontrado con otra nueva: los congelados, que despiertan al fin tras el aterrizaje. La coexistencia entre nativos de la Fortuna y congelados no es fácil, y Elder sospecha que Orion estaba en lo cierto: los congelados quieren convertir a su gente en esclavos o en soldados. Pero estas diferencias se olvidan cuando la nueva colonia empieza a sufrir unos ataques que parecen orquestados... ¿Realmente será esta misión la primera en llegar al planeta? ¿Y estará Tierra Centauri verdaderamente deshabitada?
Desenlace de una saga que hasta el momento me ha encantado. Tanto Despierta como Tan cerca me tuvieron enganchadísimo a la historia, que además destacaba por ser muy original dentro de lo que se suele publicar en juvenil. Ahora nos enfrentamos a la última entrega de la serie, muy diferente a las anteriores por razones obvias —si habéis leído los dos primeros libros me entenderéis perfectamente—, así que puede ser muy bueno... o todo lo contrario. Sea lo que sea, estaré muy pronto aquí dándoos mi impresión. 

domingo, 24 de noviembre de 2013

Clásicos: Las desventuras del joven Werther, de Goethe

Tal y como os dije, de vez en cuando os traería breves reseñas sobre algunos de los clásicos que leo. ¿El último? Las desventuras del joven Werther, en una nueva edición de Cátedra que, con motivo del 30 aniversario de la colección Letras Universales, publica una serie de títulos entre los que se encuentran, además de este, otros como Romeo y Julieta, Madame Bovary, Las flores del mal u Orgullo y prejuicio. Os recomiendo estas ediciones, especialmente la Antología de Poesía, que reúne obras clásicas y modernas de todos los tiempos y de diversas lenguas. 
Como sabéis, el Werther supuso toda una revolución en su día, ya que el carácter tan expresivo y romántico del protagonista caló profundamente en los corazones de los lectores, que se contaban por millones, aunque he de decir que la edición española llegó décadas más tarde. En la introducción encontraréis otros detalles curiosos; por ejemplo, que el propio Napoleón Bonaparte lo llegó a considerar su libro de cabecera, llevándolo consigo en sus campañas bélicas. Tenía muchas ganas de conocer al célebre Werther y, tras hacerlo, entiendo perfectamente las razones por las que se ha convertido en uno de los iconos literarios más importantes de la historia.
Como sabéis, Las desventuras del joven Werther es una novela epistolar, por lo que conocemos todo lo que ocurre a través de una serie de cartas que Werther escribe a Wilhelm relatándole todo lo que le acontece en su estancia en Wahlheim, un pueblo ficticio. A raíz de su encuentro con la joven Lotte, el tono de las cartas de Werther gana en expresividad, aunque el carácter del joven nunca ha dejado de ser vivaz. Sin embargo, es este encuentro el que desencadena el torrente romántico tan arrollador que dio origen al movimiento Sturm und Drang —algo así como Tormenta e Ímpetu— de la literatura alemana.
Os recomiendo encarecidamente su lectura, ya que Goethe escribe con una delicadeza apasionante y, al mismo tiempo, con una pasión muy delicada, tanto que el resultado final es todo un placer para los sentidos. Literatura en estado puro.  Cuenta con una introducción muy interesante, y la traducción, por lo que he leído, es muy fiel al texto original. En definitiva, Las desventuras del joven Werther es una novela que debéis leer al menos una vez en la vida. 

jueves, 21 de noviembre de 2013

El color de los sueños, de Ruta Sepetys

Una joven alza el vuelo gracias a la imaginación de los libros.
Entre tonos de gris coronó a Ruta Sepetys como todo un gran descubrimiento literario; fue todo un viaje lleno de incertidumbre y miedo que demostraba la capacidad del ser humano de sacar lo mejor de sí mismo en las situaciones más dificiles, dando lugar a la esperanza. En definitiva, Entre tonos de gris me encantó. Y, aunque sabía de sobra que lo de Sepetys no había sido casualidad y que tenía capacidad para alumbrar otras historias maravillosas, su nueva novela me daba algo de respeto. ¿Estaría al nivel de su debut literario? Pues sí, lo ha estado.

El color de los sueños es una novela completamente diferente a la anterior; el contenido dramático es mucho menor y, mientras que Entre tonos de gris no era apta para todos los estómagos, esta nueva obra puede ser leída por todo el mundo. Es ficción histórica, y se nota la cantidad de trabajo de investigación que Sepetys ha debido realizar para documentarse. No obstante, la autora no cae en esa pesadez característica de la novela histórica. El color de los sueños dista mucho de ser una novela plomiza; todo lo contrario, ya que yo no soy muy fan de este género y, sin embargo, me he leído esta novela en un par de tardes. Con esto os animo a que le deis una oportunidad aunque no seais muy devotos de este género, puesto que Sepetys engancha desde la primerísima página, os lo aseguro.

Tenemos una historia, por supuesto. Y es maravillosa. Así, conocemos al principio a Josie Moraine, que entonces solo ronda los siete años y acaba de mudarse a Nueva Orleans con su madre. Madre e hija acuden a casa de Willie Woodley, la madame más importante del Barrio Francés de Nueva Orleans, para que esta dé trabajo a la madre de Josie. Una década después, vemos qué ha sido de la joven Josie, que trabaja e incluso vive en una librería, su refugio. Veremos cómo es su relación con Willie y las sobrinas, las prostitutas del burdel que regenta Willie, y qué ocurre con su madre, especialmente tras la llegada a la ciudad de un viejo conocido.

Creo que es la sinopsis más escueta que jamás he escrito. No importa. No hace falta que sepáis mucho más de esta novela. Empezadla incluso sin saber nada de su contenido, ya que la amaréis igual. El color de los sueños es una maravilla. Sin duda está al nivel de Entre tonos de gris que, si bien no es una novela perfecta, me cautivó de principio a fin en su día. Los puntos fuertes de esta novela son, en primer lugar, los personajes. Todos ellos fantásticos. Desde la propia Josie, una protagonista como pocas, hasta Willie, a la que nadie se atreve siquiera a soplar. Hay muchos otros, ya que es una novela muy coral: entre ellos, destacaría a Patrick, que se hace cargo de la librería desde que su padre cayó enfermo, o a Jesse, el chico por el que todas las chicas de la ciudad suspiran. También son destacables el bueno de Cokie, chófer de Willie, o Sadie, que aunque no dice nada (es muda), a veces tiene gestos que dicen muchísimo más que unas cuantas palabras.

Ruta Sepetys no necesita escribir nada más para demostrar que tiene un talento inmenso; no obstante, espero que escriba muchas novelas más, ya que aquí tiene un lector incondicional. El color de los sueños es una novela cargada de optimismo, ambientada en una ciudad maravillosa y con unos personajes inmejorables.

4,5/5

martes, 19 de noviembre de 2013

Estoy leyendo: El color de los sueños, de Ruta Sepetys

Sinopsis:
Nueva Orleans, 1943. Josie, una niña de diez años, acompaña a su madre Louise, a ver a Willie, la dueña del burdel más famoso de la ciudad, para que vuelva a darle trabajo. Willie siente una simpatía inmediata por Josie y le concede una nueva oportunidad a su madre. Siete años más tarde, gracias a Willie, Josie ha conseguido trabajo en una librería en cuya trastienda vive para mantenerse apartada de Louise todo lo posible. A cambio, echa una mano limpiando en el burdel y ayuda a Willie con las cuentas, pues se ha convertido en una de sus personas de confianza. Pero Josie sueña con una vida mejor. Se hace amiga de Charlotte, una chica de buena familia que está de visita en la ciudad, y empieza a albergar el ferviente deseo de abandonar Nueva Orleans e ingresar en la universidad. Aunque ese futuro parece estar muy por encima de sus posibilidades, hará lo posible, con todo su esfuerzo y la ayuda de sus amigos, por cumplir su sueño.
Esperadísima novela de Ruta Sepetys, que sorprendió a todo el mundo con su debut literario, Entre tonos de gris. Esta es su segunda novela, y con ella espera revalidar su título como una de las mejores voces literarias de los últimos años. Por ahora solo he dedicado una sesión de lectura, aunque me zampé de golpe una centena de páginas. Promete, y mucho. Ya os contaré en la reseña. 

domingo, 17 de noviembre de 2013

In My Mailbox 23

Nueva tanda de libros que han llegado a mis estanterías en las últimas semanas. En esta ocasión tenemos cuatro novelas, todas ellas igual de interesantes en mi opinión. A continuación os las muestro. 


El juego de Ender, de Orson Scott Card. Como sabéis, su adaptación cinematográfica acaba de estrenarse —la portada de esta edición es el cartel de la película—, por lo que es buen momento para leer este gran clásico del género sci-fi. Parece que la película está yendo bastante bien en las salas de cine, por lo que se empieza a hablar de una secuela. A ver en qué queda todo. Será una de mis lecturas más inmediatas.

Los chicos del ferrocarril, de Edith Nesbit. Aunque la autora era una completa desconocida para mí, comencé a buscar información sobre ella y, por lo visto, es todo un icono en la literatura juvenil inglesa. Además, muchos autores confiesan sentirse inspirados por la obra de Nesbit; entre ellos, está la propia J.K. Rowling. Pues eso, que suena bastante bien. 

El color de los sueños, de Ruta Sepetys. La primera novela de Sepetys fue una grandísima revelación, por lo que su segunda novela ha generado una gran expectación. Por fin, aquí la tenemos. Es mi actual lectura, y me está gustando mucho, tanto o más que Entre tonos de gris. Todavía es pronto para emitir algún juicio, pero estoy seguro de que acabaré más que satisfecho con El color de los sueños.
Across the Universe III. Dos soles, de Beth Revis. Desenlace de una trilogía que hasta el momento me ha encantado. Me encanta tenerlo ya en mis manos, y estoy deseando ponerme con él, aunque por otro lado tengo miedo a que me decepcione. Espero que no sea así. Promete ser bastante diferente a las dos entregas anteriores, y eso puede ser muy bueno o muy malo. Muy pronto os contaré, ya que no tardará en caer. 
Y hasta aquí mis próximas lecturas del mes. En general, son novelas de extensión media, por lo que no tardaré en leerlas, especialmente ahora que tengo algo menos de trabajo en la facultad.

¿Habéis leído o pensáis leer alguno de ellos?
¡Contadme!

jueves, 14 de noviembre de 2013

El primer viaje de Sócrates, de Emil Ostrovski

 
Descubriendo el verdadero significado de la vida.
De la mano del fantástico sello Nube de tinta (editores de, entre otros libros, Bajo la misma estrella o La lección de August, dos novelas que me fascinaron), llega este maravilloso primer viaje de Sócrates. Una vez más, tengo que aplaudir la selección de novelas que hace este sello, que hasta el momento no me ha defraudado con ninguna de sus publicaciones. Eligen las novelas de su catálogo con mucho gusto, y eso se nota. El primer viaje de Sócrates es otra de esas novelas que no te dejan indiferente; se te meten en la cabeza y consiguen que algo ahí dentro haga clic. Y ese, queridos lectores, es el indicador más fiable para saber si una novela te ha gustado. 
El primer viaje de Sócrates es una novela peculiar, sin ninguna duda. Nos encontramos ante un road trip, un subgénero literario muy americano en el que se hace un viaje durante la mayor parte de la novela. En este caso, el protagonista de este viaje es un joven que recientemente acaba de ser padre, y se encuentra en medio de una crisis existencialista; a través de su periplo extraerá lecciones y reflexionará sobre la vida, siempre acompañado de Sócrates, el bebé.

Es una novela muy cortita, pero el autor no se va por las ramas en ningún momento y aprovecha cada palabra. A pesar de su evidente contenido filosófico —el niño se llama Só-cra-tes—, la novela no llega a hacerse pesada en ningún momento. Ostrovski consigue equilibrar el contenido de la novela, que sería una mezcla entre filosofía y pura cotidianidad —aunque no española, entiéndase—. El autor consigue dar en la diana con cada una de sus reflexiones, donde habla de los miedos, de las despedidas, aunque también de los comienzos y, en general, de la vida misma. Todo ello lo hace con un toque de humor muy fresco que hace de la novela una pequeña joya de la literatura contemporánea, y del autor todo un referente al que habrá que seguirle muy de cerca la pista. ¿Os he dicho ya que tiene tan solo veintitrés años? Impresionante.

El primer viaje de Sócrates —ojo: no forma parte de ninguna trilogía, que ya me han hecho esa pregunta un par de veces— es una historia donde se toma como excusa el argumento para hacer una reflexión sobre todas esas cosas que nos pasan por la cabeza a diario. Toda una sorpresa, sin duda, tanto el autor como su primera novela. ¿De qué será capaz dentro de unos años?
4/5

lunes, 11 de noviembre de 2013

Eleanor & Park, de Rainbow Rowell

Una historia de amor entre dos outsiders lo bastante inteligentes como para saber que el primer amor nunca es para siempre, pero lo suficientemente valientes y desesperados como para intentarlo.
¿Por dónde empezar?
Soy de esos que no pueden privarse del placer de leer lo que realmente les fascina. Sencillamente es algo que está por encima de mi voluntad. A pesar de tener alrededor de cinco o seis libros que leer para la facultad —unos para asignaturas de inglés, otros para alguna de francés y, por último, las lecturas para el proyecto de fin de carrera—, no me permito a mí mismo abandonar las lecturas con las que realmente disfruto. Leer es un placer inmenso, pero lo es más si estás a gusto con tu lectura. Otro día entraremos en un profundo debate sobre las lecturas que se deberían recomendar —nunca obligar— en los centros educativos. El caso es que a pesar de todo esas lecturas que (aún) tengo que hacer de forma obligada —odio esa palabra—, siempre tengo en mi mesilla otro libro de los que verdaderamente disfruto, y de los que luego os hablo aquí. Y fue debajo de toda esa montaña de apuntes y libros donde encontré Eleanor & Park, al acecho, dispuesto a romperme el corazoncito en mil pedazos diminutos. 
Fue una abducción en toda regla. Sentí el impulso de cogerlo —¿no os sentís extrañamente atraídos hacia esa preciosa portada?—, hacer mi ritual personal en el que leo los textos de las solapas, la contraportada, dedicatoria y agradecimientos —lo sé, soy rarito—, y empezar a leerlo. Y después de la primera página vino la segunda. Y después del primer capítulo vino el siguiente. Y así. En un par de horas me había leído casi la mitad del libro sin apenas darme cuenta. Los que sí debieron darse cuenta fueron los del autobús, especialmente en aquellas partes en las que no podía contener un suspiro. En serio, muy pocas veces me he enganchado a un libro leyendo solo las primeras páginas. Y eso es precisamente lo que me sucedió con Eleanor & Park
Y después de esta perorata en la que os he contado bien poco acerca de la novela, trataré de profundizar en su contenido, en lugar de limitarme a suspirar una y otra vez. Eleanor & Park es una novela en la que, como podréis intuir, los absolutos protagonistas son *redoble de tambores* Eleanor y Park. Es su libro. Es su historia. Una historia preciosa sobre primeros amores, marginación, primeros amores, acoso, problemas domésticos, superación, primeros amores... En definitiva, Eleanor & Park es una novela sobre ellos, aunque al mismo tiempo es una historia fácilmente extrapolable al lector. He leído más de una reseña, sobre todo algunas en inglés, donde los lectores afirman sentirse identificados con Eleanor o Park. Cualquiera de ellos. Aunque yo no me he sentido reflejado en su historia, sí que conozco a más de una Eleanor y a más de un Park. Bichos raros en el buen sentido, outsiders como se les define en la contraportada. 
Pues bien, estos dos chicos se conocen de una forma más bien involuntaria, y a partir de entonces se desencadena todo. Y *dejadme un minuto para suspirar* es el inicio de una historia de amor más bonito que he leído nunca. Es todo tan tierno y especial, tan-pero-que-tan mágico... Me sentí privilegiado en todo momento por poder ser testigo de esa historia de amor que, repito, surge de un modo maravilloso. Por lo demás, Eleanor & Park es una novela sencilla; no hay tramas secundarias que no tengan que ver con los dos protagonistas, por lo que todo gira alrededor de ellos y su entorno. Eleanor y Park son el planeta, y las personas que los rodean son sus satélites. Por supuesto, detrás de todo esto se esconde el que ha sido un verdadero descubrimiento por mi parte: Rainbow Rowell. No conocía su existencia hasta ahora, aunque la seguiré muy de cerca después de lo que ha conseguido hacerme sentir con esta novela.
Tengo la sensación de que me estoy repitiendo hasta la saciedad, por lo que no voy a extenderme más. Resumiré todo lo dicho en tres palabras: me ha encantado. Ha sido toda una sorpresa. Una maravillosa sorpresa. Eleanor & Park es de lo mejor que he leído este año. Sin duda, entra de cabeza a los primeros puestos de mi lista de recomendaciones. Maravilloso.
5/5

viernes, 8 de noviembre de 2013

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde

Pasiones, maldad y un impetuoso torrente de vida.
Clásico archiconocido del escritor irlandés Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray nos acerca a una brillante historia sobre el conflicto ética - estética, una temática perfectamente expuesta a través del narcisista Dorian Gray, ya todo un mito de la literatura universal. No había leído nada de Oscar Wilde y, aunque conocía a medias la historia de Dorian Gray, no puedo haber disfrutado más de este gran clásico. 
Wilde hace un uso magistral de la lengua, por lo que podemos encontrar a lo largo de la novela innumerables pasajes y frases ingeniosas que invitan a la reflexión constante. Porque, ante todo, Dorian Gray no deja a nadie indiferente. Wilde expone ya desde su prefacio el tema central de la novela, el mensaje alrededor del que se articula su famosa obra. Es una obra de contenido filosófico, por supuesto, aunque el mensaje resulta perfectamente inteligible para el lector, que se debate, de la misma manera que los personajes de la novela, entre esas dos fuerzas: la ética y la estética. Los diálogos son brillantes; cada maldita palabra que Wilde pone en boca de sus personajes cuenta. Si tuviera que subrayar todas las citas que me han gustado, mi ejemplar brillaría en la oscuridad. Creedme de veras cuando os digo que esta novela está plagada de grandes reflexiones. En más de una ocasión he tenido que pararme, cerrar la novela, mirar al infinito y darle vueltas a lo que he leído. 
Parece obvio que he disfrutado cada centímetro de esta grandísima novela. La atmósfera creada por Oscar Wilde es totalmente mágica, y el mensaje que quiere transmitir nos llega como una verdad clara y absoluta. El desarrollo de la trama es impecable y el final es perfecto, como toda la novela en general. Hacía tiempo que no me calaba tan hondo un autor, por lo no será ni de lejos lo último que lea de Wilde. En serio, leed El retrato, nos os arrepentiréis. 

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Estoy leyendo: Eleanor & Park, de Rainbow Rowell

Sinopsis:
«—Bono conoció a la que sería su mujer en el instituto —dijo Park.
—Sí, y también Jerry Lee Lewis —contestó Eleanor.
—No estoy bromeando.
—Pues deberías. Tenemos 16 años —dijo Eleanor.
—¿Y qué pasa con Romeo y Julieta?
—Superficiales, confundidos y, posteriormente, muertos.
—Te quiero, y no estoy bromeando —le dijo Park.
—Pues deberías».
Una historia de amor entre dos outsiders lo bastante inteligentes como para saber que el primer amor nunca es para siempre, pero lo suficientemente valientes y desesperados como para intentarlo.
Pues ya está. Eso es todo lo que necesito para interesarme por esta novela. Un simple diálogo sacado del libro y una frase promocional que llama la atención, y mucho. De Eleanor & Park se dicen cosas tan sumamemente bonitas que, en fin, necesito leerlo ya. Aún no lo he empezado, por lo que este Estoy leyendo debería titularse más bien Estoy a puntito de leer; lo que sí he hecho es darle un primer vistazo, y tiene pinta de leerse muy rápido. Se alternan los puntos de vista de los personajes y los capítulos son relativamente cortos, por lo que muy pronto estaré aquí contándoos lo que me ha parecido esta, a simple vista, novela tan tierna. 

domingo, 3 de noviembre de 2013

Recomendación del mes: Octubre

No es ningún secreto que adoré cada una de las palabras de esta novela, por lo que este mes merece ser incluida en esta sección. Algunas de las cosas que dije en la reseña sobre el nuevo libro de Eloy Moreno:
“(...) Lo que Eloy Moreno ha creado con sus manos no es solo un puñado de páginas encuadernadas, sino un espejo. Lo que encontré bajo el sofá es el espejo de una sociedad, la nuestra. Puedes mirarte en él con la seguridad de verte reflejado en alguna situación, o descubrirte compartiendo algún deseo oculto, o una reflexión, un pensamiento, o una intención. Podría decirse entonces que es una novela de fuerte contenido social ya que, como digo, es el claro reflejo de una sociedad que se tambalea.”
“(...) Hay momentos en los que ese realismo ácido y crítico se funde con una suerte de onirismo encarnado en las leyendas e historias que el autor incluye. (...) De esta manera, Eloy Moreno nos hace una visita guiada por esa ciudad llena de misterio y leyenda; junto a Alicia, la protagonista, viaja el lector, que ve a través de sus ojos cada una de las calles de Toledo.”
Pues eso, que me ha encantado de principio a fin, por lo que en cuanto pueda leeré El bolígrafo de gel verde, que tiene tan buena pinta como este, que tan encarecidamente recomiendo. No os quedéis sin saber qué es lo que se esconde bajo el sofá. Os sorprenderá. 
Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP