lunes, 21 de octubre de 2013

Pero a tu lado, de Amy Lab

Cuando el gran misterio de nuestras vidas está más cerca de lo que pensamos. 
No he tenido el placer de leer Nunca digas nunca, la primera novela publicada de Amy Lab, aunque Aineric me habló muy bien de ella, por lo que me quedé con ganas de conocer a esas dos autoras escondidas tras un seudónimo tan internacional. Ahora, el tándem femenino Amy Lab publica una nueva novela, y puedo decir que me ha gustado mucho.
Lo primero que sorprende de Pero a tu lado es su extensión, pues abarca más de 500 páginas. Sin embargo, esto no os debería echar atrás porque Amy Lab, a través de un estilo aparentemente sencillo, pero muy cuidado, nos sumerge en una lectura muy amena, por lo que no hay lugar para el aburrimiento. Cabe destacar además la importancia que se le da al misterio principal del libro, un enigma que se va desentrañando poco a poco, haciendo que el lector —es decir, yo— no pueda despegarse de las páginas. Literalmente. En Pero a tu lado asistimos a una red de intrigas que nos exigen una intervención por nuestra parte; así, nos hacemos partícipes de ese misterio e intentamos descifrarlo. Aunque, por mi parte, sin éxito. 
Por otro lado, el elenco de personajes me ha parecido muy bueno, todos ellos creíbles y muy bien perfilados. Por supuesto, el personaje que más me ha llamado la atención es el enigmático Oliver, aunque la protagonista, Alexia, no defrauda como tal. A través de sus ojos veremos cómo se enfrenta a un nuevo año en el instituto, siempre acompañada de sus inseparables amigos. Hay además un buen número de personajes secundarios, algunos de ellos muy arquetípicos, pero que resultan agradables para el conjunto de la novela. 
Estas dos autoras madrileñas saben perfectamente lo que se hacen y, en Pero a tu lado, meten en una coctelera un buen puñado de ingredientes que hacen de esta, su segunda novela, una opción nada desdeñable para pasar unos días acompañados de Alexia y Oliver, siendo testigos de cómo el misterioso chico se va haciendo cada más presente en la vida de la joven. Mientras tanto, no podremos obviar ese misterio, que no nos dejará descansar hasta que salga a la luz. Sin duda, Pero a tu lado tiene unos alicientes muy llamativos para llamar nuestra atención. 
Pero a tu lado no es una novela juvenil más, aunque pueda parecerlo a simple vista. Con unos personajes fuertes y carismáticos, esta novela consigue absorbernos como muy pocas lo hacen. Personalmente me he quedado con ganas de leer la anterior novela de estas dos autoras, que se han ganado a pulso un adepto más. Os invito además a que leáis la entrevista que les hizo Aineric.

4/5

7 comentarios:

  1. Lo tengo pendiente y espero poder ponerme pronto con el que solo estoy viendo reseñas buenas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. A mí me encantó *___*. Me alegra que a ti también. ¡Gracias por enlazar la entrevista! :)

    ResponderEliminar
  3. Lo primero que mas me gusta de esta novela es la portada, mágica, misteriosa super sencilla pero muy llamativa, y despues tu reseña, es genial, me quede con ganas de saberlo todo de esta novela. Me alegro que te alla gustado y nos lo contagies, desde luego me lo leere.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de conocer a Oliver! Gracias por la reseña^^
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues no lo conocía y me llama un montón la atención por lo que cuentas =)
    Anotado!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola!! pues este libro me llamó mucho la atención cuando lo vi en las novedades y estoy deseando hacerme con él.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    He leído pocas reseñas sobre este libro pero todas ellas han sido positivas. La historia me gusta y tengo ganas de saber cuál es ese enigma que rodea a los personajes. Espero hacerme pronto con él.

    Un besito.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP