martes, 1 de octubre de 2013

Everwild, de Neal Shusterman

Páramo salvaje y eterno...


Everwild es la segunda parte de la trilogía Skinjacker. Como ya os conté, la primera entrega de esta fascinante trilogía me gustó mucho. Por su parte, Everwild no es el típico libro-puente; es decir, no es una simple transición entre la primera entrega y el desenlace de la trilogía. La segunda parte de la serie es verdaderamente importante en este caso, ya que los personajes adquieren unos roles muy claros, tomando partido en un bando u otro y llevando a cabo diferentes planes para conseguir imponer sus deseos en Everlost.

· Spoilers de Everlost · 
Tras librar la primera batalla contra el único y verdadero monstruo de Everlost, el McGill, se produce una dispersión muy clara de los personajes, que se alían unos con otros en base a creencias comunes. Así, Mary Hightower se muestra firme no queriendo abandonar el proyecto que durante tantos años ha ido realizando en Everlost; para ella, ese limbo es una bendición para las almas que llegan a él, por lo que las recolecta y las obliga a vivir en un eterno bucle del que no pueden escapar.

Nick, a pesar de estar enamorado de Mary, disiente profundamente con la creencia de la Reina de los Escocidos, por lo que iniciará su propio periplo cargado con una olla llena de monedas —lo cual es todo lo que necesita un alma para alcanzar la luz— dispuesto a liberar a las almas de la tiranía de Mary, que desde entonces será conocida como la Bruja de los Cielos. Y nos queda finalmente Allie la Apartada, que huye del McGill tras haber estado engañándolo durante mucho tiempo, intentando enseñarle su habilidad para secuestrar cuerpos, una habilidad que solo poseen algunas almas. 
Pues así quedaron las cosas en Everlost, aunque en Everwild se producirán cambios y nuevas alianzas. La más sorprendente es quizás la de Allie con el McGill, mejor conocido en esta segunda entrega como Mikey McGill, una vez despojado de las monstruosidades que él mismo había hecho florecer en su propio cuerpo. Nick, ahora conocido como el Ogro de Chocolate —ya que la pequeña mancha que cubría su cara en el momento de llegar a Everlost se ha ido extendiendo hasta el punto de cubrir más de la mitad de su cuerpo —, atraviesa el lugar en una locomotora, atrayendo a aquellas almas que osan acercarse al Ogro, y liberándolas con una moneda. Y Mary, que no ceja en su empeño de crear una nueva comunidad de neoluces como la que consiguió formar en las Torres Gemelas, viaja en el zepelín Hindenburg reuniéndolas.
· Fin de los spoilers · 
Se introducen nuevos personajes que cobrarán muchísima importancia, tales como Zach el Destripador, un antiguo soldado confederado. Por otro lado conoceremos a nuevos secuestradores de piel como Milos, Alce y Ardillo, y sabremos nuevos detalles sobre el secuestro de piel, especialmente por qué solo algunas neoluces son capaces de realizarlo. 
Everwild es una continuación muy buena, donde la historia adquiere un tono más oscuro, por así decirlo; mientras que Everlost es un poco más infantil, esta segunda entrega tiene reflexiones muy buenas. Una secuela perfecta que mejora el nivel de su primera parte, y supone una antesala satisfactoria para lo que nos espera en Everfound, el apoteósico desenlace de una trilogía muy buena.


4,5/5

2 comentarios:

  1. Todo el mundo habla genial de esta trilogía...yo por ahora no me animo pero por la cantidad de pendientes porque tiene una pinta estupenda!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo estoy leyendo Everlost y la verdad es que, a pesar de ser entretenido, no me termina de enganchar. Así que a lo mejor ni continúo la trilogía si sigo e este plan D:
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP