viernes, 5 de julio de 2013

Obsidian, de Jennifer L. Armentrout

Prepárate para la invasión alienígena del año.
No os voy a engañar. Con Obsidian he tenido una relación amor-odio desde el principio. He leído tantísima literatura juvenil que, en este momento de mi vida, necesito que me sorprendan. Es cierto que todo está escrito y resulta difícil desmarcarse del resto de lo que se publica hoy en día, pero me parece harto necesario tal y como están las cosas. Y ahí reside la razón de mi agridulce experiencia con Obsidian, que a lo largo de la lectura he tenido una constante sensación de déjà vu, como si todo lo que estaba leyendo ya lo hubiese hecho. Sin embargo, no todo es negativo; todo esto os lo comento más detalladamente a continuación. 
Como decía, no es fácil innovar dentro de un género sobreexplotado; a pesar de ello, la novela de Armentrout sí que sorprende —o, al menos, se distancia un poco del resto de novelas juveniles— en algunos aspectos, aunque es inevitable tener reminiscencias continuas de otros libros. No sé si son simples casualidades, pero lo cierto es que he encontrado mucho Crepúsculo en Obsidian. Hay escenas muy, pero que muy parecidas a otras que encontramos en la novela de Meyer. En cualquier caso, en Obsidian también encontramos cosas que no abundan en este género, tales como la ausencia de tabúes a la hora de tratar el sexo.

En cuanto a los personajes, he de decir que me ha costado empatizar con ellos, aunque finalmente me han ganado. Katy se revela como una buena protagonista, aunque al principio pensaba todo lo contrario; en el otro lado de la balanza está el enigmático Daemon Black, que lo tiene todo en su contra para caer mal. Sin embargo, el tira y afloja que se traen ambos es muy entretenido y, sin duda, una de las grandes bazas de la novela de Armentrout. La autora ha conseguido crear un tándem protagonista que divierte en grandes dosis, con escenas donde se siente esa electricidad que ambos comparten. Hay otros personajes, pero quedan algo más desdibujados, con excepción quizá de la hermana de Daemon, Dee.

Obsidian es una novela muy entretenida, donde no hay lugar para el aburrimiento. Posee un ritmo muy bueno, y una acción muy constante, por lo que no puedo decir que me haya planteado dejar la lectura en ningún momento. No obstante, me ha parecido una novela bastante introductoria —forma parte de una pentalogía—, pero tiene potencial para convertirse en una muy buena serie. Aunque esta primera entrega no me ha apasionado, pienso continuar con la saga, de la que se dice que mejora a cada nuevo libro. Tengo ganas de saber cómo avanza la curiosa relación entre Daemon y Katy, y de conocer más sobre esa invasión alienígena; muy pronto os hablaré de Onyx.

5 comentarios:

  1. Hola :) Yo he leído hace una semana Obsidian y su continuación, y en el primer libro también me pasaba esa sensación de dejavu, sobretodo había escenas que me recordaban a crepúsculo (no me matéis), pero en el segundo los tópicos se aparcan, así que te recomiendo que sigas con la saga :)
    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la reseña!
    Las portadas de esta saga son buenísimas!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la reseña. Pero no me llama esta saga :)

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!! Llegó a mis estanterías este ejemplar este mismo lunes. tengo muchas ganas de leerlos porque siempre leo muy buenas cosas de ellos. espero leerlo pronto

    besos

    ResponderEliminar
  5. A mí también me recordó mucho a Crepúsculo, sobre todo el inicio, pueblo nuevo, familia misteriosa, relación amor-odio con el prota... pero bueno, me parece original dentro de la novela juvenil por hablar de aliens (que me costó horrores imaginarlos como estaban descritos, yo veía hombrecitos verdes...).
    Veamos qué tal estará el segundo...

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP