jueves, 4 de abril de 2013

Las tres caras de la luna, de Sally Gardner

“Por un lado están los que piensan linealmente, y por otro lado estás tú, que eres como un golpe de brisa en el parque de la imaginación.”
No hace ni siquiera un año desde la llegada al mercado editorial de Nube de Tinta, un sello que se proponía trabajar historias que emocionen, que hablen de esperanza, de ilusión, de posibilidades, de puertas que se cierran, pero también de otras que se abren; y, haciendo balance, he de decir que cada uno de los libros que publican se mantiene fiel a la línea editorial que se plantearon en un principio. 
Son historias diferentes, que destacan por sus voces protagonistas. Bajo la misma estrella me cautivó hasta el punto de entrar de cabeza entre mis libros favoritos del año; en la misma medida me gustaron las Memorias de un amigo imaginario y la particular Lección de August, novelas que, de nuevo, se desmarcaban de lo que se suele publicar y destacaban por su originalidad. Por su parte, Las tres caras de la luna ha conseguido sorprenderme hasta el punto de dejarme en blanco cuando lo he terminado. 
Debo confesar sin embargo que esta novela no me ha gustado tanto como las anteriormente citadas, aunque sí ha conseguido accionar algún resorte en mi interior. Como ya he dicho, durante un momento me dejó en blanco, sin palabras. Literalmente. Y digo esto porque soy de los que tienen por costumbre hacer la reseña de una lectura casi inmediatamente después de terminarla. En el caso de Las tres caras de la luna he tenido que dejarla reposar, ya que al terminarla tuve sentimientos encontrados que nublaban de alguna manera mi impresión general sobre el libro. 
Las tres caras de la luna habla sobre la libertad en un entorno que no hace más que coartarla, que cortar las alas de cada persona. En cierto modo es una especie de distopía con toques de ciencia ficción, aunque no llega a desarrollar en profundidad la sociedad que presenta. En mi opinión, todo lo referente a Madre Tierra, Patria y la estructura social de esta novela no es más que una excusa que utiliza la autora como recurso para abordar los temas de los que os he hablado.  
Otra de las características de las novelas de este sello es la intensidad de la voz de sus personajes protagonistas. Standish Treadwell no es una excepción. Es un muchacho que ha crecido siendo testigo de las atrocidades que se cometen en esa sociedad donde la delación y la violencia están a la orden del día. La crudeza con la que nos relata la historia me ha sobrecogido en ocasiones. 
Qué cruel nación es la monstruosa Patria. Me asombra que nadie se haya lanzado al cuello de la muy puta para asfixiarla.
Qué queréis que os diga, nací en un mundo de pesadilla, esa es la puñetera verdad. La única vía de escape era la fantasía.
No hay muchos más personajes, pero todos ellos destacan. Todos provocan alguna reacción en el lector, desde la ternura que nos infunda Hector al odio más salvaje que nos hace sentir el señor Gunnell. Personalmente eso es lo que busco en una novela, que consiga provocar algo en mí, y Las tres caras de la luna lo ha hecho. Si bien no la pondría al nivel de Bajo la misma estrella, por ejemplo, sí que me parece un nuevo acierto de este sello al que tan de cerca hay que seguirle la pista. 
La novela de Sally Gardner es un canto a la libertad. Original y desgarradora, nos ofrece una visión decadente del mundo, donde la máxima el hombre es un lobo para el hombre es llevada a su más lejano extremo. 

3 comentarios:

  1. Solo he leído reseñas buenas :) Creo que intentaré leerlo ^^
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. He leído tantas buenas reseñas sobre este libro que ayer finalmente me lo compré. A ver que me parece a mí!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Sé que este libro va a caer, va a caer! Dios, cada reseña que veo me pone los dientes más y más largoooos! :)

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP