viernes, 12 de abril de 2013

La fiebre, de Dee Shulman

152 d. C.: Sethos Leontis, un joven y hábil luchador, resulta gravemente herido de una forma muy inesperada. 2012 d. C.: Eva es una chica brillante pero tiene muchos problemas. Su vida cambia al recibir una nueva oportunidad en un colegio para jóvenes talentos. Un accidente en el laboratorio traerá consigo terribles consecuencias. Sethos y Eva están unidos por una conexión extraordinaria que, sin embargo, amenaza con separarlos porque la fiebre que los une es incurable. Enamorarse puede llegar a ser mortal.¿Podrá desafiar su amor al choque de ambos mundos y desafiar al tiempo?
Dos mundos. Dos milenios. Un amor.
He leído reseñas de lo más dispares sobre La fiebre, por lo que tenía muchas ganas de leerlo para tener una opinión propia sobre la nueva apuesta de Maeva Young, y lo cierto es que, aunque tiene aspectos mejorables, la novela de Dee Shulman me ha gustado mucho. 
En primer lugar habría que destacar la premisa sobre la que parte: tenemos dos personajes principales, Sethos y Eva, separados por cientos de años, y conectados entre sí por una misteriosa fiebre. La base sobre la que parte no podría ser más llamativa. Si bien Shulman corría el riesgo de no saber ejecutar correctamente su interesante idea (algo que ocurre en innumerables novelas), con esta primera novela de la trilogía Parallon pone perfectamente los cimientos de su peculiar serie. Sin embargo, La fiebre peca de ser una novela demasiado introductoria, aunque es comprensible en parte, ya que no es más que el principio de una trilogía. Lo que me choca es que la autora pierda demasiado el tiempo relatando escenas que no alimentan el interés del lector, sino todo lo contrario, en detrimento de centrarse en lo principal y verdaderamente importante. 
Como decía, tenemos dos personajes, y ambos me han gustado bastante, aunque lo que más me ha gustado ha sido lo bien diferenciadas que están las dos líneas temporales. Aunque a Sethos y Eva los separan cientos de años, esa diferencia no se hace brusca para el lector. Cabe destacar además la parte del pasado, donde la autora hace alarde de su vasto conocimiento, lo que denota horas y horas de documentación. 
Aunque no me he aburrido en ningún momento —hay partes más interesantes que otras, por supuesto—, la última parte destaca sobre el resto de la novela. Sin duda. Todo ocurre quizá demasiado apresurado, lo que contrasta con el ritmo general de la novela, mucho más pausado y relajado, pero deja la historia en un punto la mar de interesante. Y a mí, personalmente, me ha dejado con muchas ganas de más. 
En definitiva, La fiebre me ha gustado mucho. Es una buena novela juvenil, aunque hay que tomársela como el preludio de una trilogía para la que la autora aún se reserva muchas sorpresas.
 Aquí podéis ver el booktráiler que han preparado desde Maeva Young. 

3 comentarios:

  1. Todo el mundo coincide en que es demasiado introductoria. Yo por mi parte esperaré a que salga la siguiente parte para decidirme.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Sí, he leído ya por otro lado lo de que es muy introductoria... Pero bueno, quizás en la siguente parte mejore dado que no habrá mucho más que introducir, ¿no? Ya se verá. ^^

    ¡Un abrazo! :D

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta aunque ya me han comentado que es bastante introducción. Seguro que me gusta. :)

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP