jueves, 29 de noviembre de 2012

Øbliviøn II. Tormenta de estrellas, de Francesc Miralles

El amor es un virus extraterrestre.
Admiro profundamente a Francesc Miralles. Me encantan sus historias, ya que si por algo destacan es por su originalidad. Con su peculiar bilogía Retrum, me ganó del todo. Sin embargo, la primera parte de esta nueva trilogía no llegó a convencerme. Y después de leer Tormenta de estrellas, me reafirmo en lo dicho. Si bien es una historia que se devora en una tarde, lo cierto es que no consigo conectar con los personajes ni la particular trama que se nos presenta. Afortunadamente, Øbliviøn II aclara muchas incógnitas que quedan en el aire en Un cielo tras otro, y sirve como buen puente para conectar la primera parte con su esperado desenlace.  
Primera parte
Tras su estancia en la capital, Sasha vuelve a su isla natal para intentar encauzar su vida y volver a la normalidad. Lo único que quiere es seguir con las clases del instituto y olvidar de una vez todo lo acontecido tanto en Madrid como en su fugaz estancia en la ciudad condal. Pero es imposible. La experiencia que le ha dejado Øbliviøn ha sido de lo más intensa. Y mucho más imposible parece ser olvidar a Ivonne, que ha dejado en él una huella imborrable. Además, tras conocer a la enigmática Petra, su vida volverá a dar un vuelco. Parece ser imposible deshacerse de ese virus extraterrestre al que llaman amor.
En Tormenta de estrellas asistimos al intento de Sasha por normalizar su vida, aunque sin éxito. Aunque no abunda la acción, la historia se hace bastante entretenida. Además, os recuerdo que Miralles se caracteriza por sus capítulos cortos, prácticamente secuencias de cuatro o cinco páginas. Todo ello influye en la lectura, que se hace de lo más ágil y ligera. Una lectura de sábado por la tarde, vaya. 
No obstante, sigo sin quedar convencido con la historia que se plantea, aunque se despejen ciertas incógnitas que me tenían perplejo. De hecho, son las respuestas a algunas de esas preguntas las que no he llegado a creerme del todo. Con todo y con eso, he notado una cierta mejoría con respecto a la primera parte. 
Tormenta de estrellas no termina de encauzar esa historia tan extraña que trata de contar Miralles. Sin embargo, se lee muy rápido y consigue entretener, que es el principal propósito de la literatura. Además, las últimas páginas me han gustado especialmente, y presentan lo que puede ser un buen desenlace para una trilogía algo irregular. Esta segunda parte se lleva otro punto por su apéndice final, el Birdyctionary, que es como una guía muy personal sobre la cultura hipster con la que me he reído mucho. Sin duda, he echado mucho de menos a Birdy en esta segunda parte. Espero que aparezca en el desenlace, que se titulará Øbliviøn III. La vida secreta de la luna. ¿No creéis que Francesc Miralles tiene una habilidad especial a la hora de titular sus libros? 


domingo, 25 de noviembre de 2012

In My Mailbox 20


  • Preciada, de Caragh M. O'Brien. Segundo título de la trilogía Marca de Nacimiento, cuya primera parte fue uno de los bombazos del año pasado. Un libro que me encantó de principio a fin, por lo que espero grandes cosas de su secuela. En inglés ya se ha publicado Promised, el desenlace de la serie, que está cosechando críticas muy buenas.
  • El corazón de Hannah, de Rocío Carmona. Otro gran descubrimiento del año pasado. La gramática del amor nos mostró el potencial de la autora, que vuelve con una novela que lleva tras ella un gran trabajo de documentación. Por lo pronto, el tema de los amish me interesa mucho. Espero que me guste tanto como su otro libro. 
  • Sirenas, de Amanda Hocking. Primera parte de una nueva serie compuesta por cinco libros, de los que solo hay publicados dos en este momento. No sé qué esperar de la autora, pero a sus libros no les acompañan grandes críticas. No he leído nada de sirenas, y eso es precisamente lo que me llamó la atención de esta nueva saga, así que ya os contaré.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Goodbye Berlín, de Wolfgang Herrndorf [Minireseña]


Dos amigos. Un viejo coche robado. Y un verano que cambiará sus vidas para siempre.
Goodbye Berlín se ha convertido en un libro muy popular en Alemania, e incluso ha sido galardonado con el Premio Nacional de Literatura Juvenil Alemana. Sin duda, este libro merece todo el éxito obtenido. Goodbye Berlín es de esos libros que te hacen ver la vida con otros ojos. Maik y Tschick hacen de un simple verano más toda una aventura. Estos dos chicos nos enseñan más de una lección en su particular viaje hasta Valaquia, un lugar que ni siquiera existe. O sí.
El mundo es malo. El ser humano es malo. No te fíes de nadie, no vayas con extraños y todo ese rollo. Mis padres me lo habían dicho, mis profes, la tele. En las noticias y a todas horas: el ser humano no es bueno. Y puede que esto sea cierto en el noventa y nueve por ciento de los casos. Pero lo alucinante es que, durante nuestro viaje, Tschick y yo solo nos encontramos con el uno por ciento restante. 
Había leído un par de novelas de este género —el de la road story— antes, pero esta se lleva la medalla de oro. Es un viaje de lo más enriquecedor, que une a estos dos chicos prácticamente desconocidos, y los convierte en algo más que amigos. Algunas de las personas que conocen son de lo más entrañables, como la familia que les invita a comer, y se reparten el tamaño de los postres contestando preguntas —¿Qué recibe Merope Gaunt por el medallón de Slytherin cuando... ?—. 
Los personajes principales, Maik y Tschick, me han gustado por las historias que arrastran a sus espaldas. Son un par de marginados que solo buscan integrarse un poco, dejar de ser ignorados por todo el mundo. El viaje les hará darse cuenta de que no tienen que fingir ser quienes no son para conseguir un poco de atención
En definitiva, Goodbye Berlín me ha llegado muy hondo. Lo empecé con ganas, pero las primeras páginas me costaron un poco, ya que la narración de Herrndorf es un poco peculiar, pero pasados unos capítulos estaba inmerso en el viaje de estos chicos. A través de su travesía, conoceremos personas llenas de valores, ese uno por ciento restante que se aleja de la mayoría. 
—En realidad yo quería proponeros algo diferente —dije—. ¿Qué os parecería reencontrarnos dentro de cincuenta años? Justo aquí, dentro de cincuenta años. El 17 de julio de 2060. Aunque llevemos treinta años sin saber nada unos de otros. Que todos volveremos aquí, estemos donde estemos, tanto si somos directivos de Siemens como si vivimos en Australia. Nos juramos esto y después nunca volvemos a hablar del asunto. ¿Os parece una gilipollez?

viernes, 23 de noviembre de 2012

I'll Be There. Siempre contigo, de Holly Goldberg Sloan

“Donde haya amor, ahí estaré.”
La célebre canción de los Jackson 5 da nombre a este cóctel de sentimientos. I'll Be There se presenta como una historia llena de música, amor y, especialmente, de humanidad. Con todo y con ello, las críticas han sido de lo más dispares, por lo que no sabía qué podía esperar de esta novela que, en principio, tan buena pinta tenía. Y si bien ha sido muy diferente de lo que esperaba, debo decir que me ha encantado.
Supe por primera vez de esta novela cuando el majísimo Javier Ruescas habló de ella en su blog. Después de eso, la autora terminó de convencerme para que leyera su novela en este vídeo, donde me rendí definitivamente ante ella. Y entonces cayó en mis manos, y en un par de capítulos, Goldberg Sloan borró de un plumazo todas las ideas preconcebidas que podía haberme creado sobre su novela. Y es que, de entrada, en I'll Be There hay muy poca música. Por otro lado, la historia de amor no es nada del otro mundo. ¿Qué nos queda, entonces? El último ingrediente que he mencionado. Esa humanidad que se respira en cada página. Así es, por encima de todo, I'll Be There es una novela de personajes. Son personajes que luchan contra adversidades inimaginables, que nadan a contracorriente y que, a pesar de todos los obstáculos que se encuentran en el camino, consiguen sobrevivir.
Sobre este apartado, el de los personajes, podría escribir parrafadas. Qué puedo decir, si me han enamorado casi todos. Absolutamente todos me han hecho sentir algo. Sam me ha emocionado, Riddle me ha enseñado a apreciar la grandeza que hay incluso en las cosas más pequeñas, y Clarence, en fin, él me ha despertado un odio infinito. Son personajes grandes por sí mismos, pero que terminan de hacerse inmensos cuando se juntan. Con esto me refiero a que hay ciertos personajes que comparten vínculos entrañables; tenemos la preciosa relación fraternal entre Sam y Riddle, que es la que más ha conseguido emocionarme. Por su lado, la pareja que forman Sam y Emily también me ha gustado mucho, pero como os he dicho, no es nada del otro mundo. Lo realmente importante de I'll Be There no es la historia de amor, por mucho que sea lo que ponga en relieve la contraportada.
Apenas hay diálogos, lo que podría jugar en su contra, ya que puede restarle agilidad a la novela. Sin embargo, la pluma de Goldberg Sloan salva con creces cualquier problema que pueda ocasionar esta práctica ausencia de partes dialogadas. La autora hace uso de los diálogos cuando tiene que decir cosas importantes. 
Lo que no me ha terminado de convencer es lo poco que se ha explotado la música, ya que no termina de ser ese elemento clave del que se habla en un principio. He oído rumores sobre que la autora está pensando en escribir una segunda parte, por lo que veo más que probable que se haya guardado esto como un as para esa hipotética secuela.
A pesar de esos peros, no puedo dejar de recomendaros la novela. Aunque, eso sí, os aviso sobre qué vais a encontrar y qué no. Lo que os enamorará son los personajes, todos ellos entrañables. Os animo a  haceros cómplices de Sam en su empedrado camino hacia la felicidad. I'll Be There es una fantástica novela que habla de superación, de sobreponerse a las adversidades que nos presenta la vida, y de acabar ganando la partida.


lunes, 19 de noviembre de 2012

In My Mailbox 19


  • El increíble caso de Barnaby Brocket, del célebre autor John Boyne. Hace muy poco leí que dicho autor llegó a aborrecer la novela que le ganó el éxito, El niño con el pijama de rayas. No he leído muchas reseñas de Barnaby Brocket, pero lo trae Nube de Tinta, y eso es garantía de calidad. 
  • Oscuros. La primera maldición, de Lauren Kate. Última entrega sobre la saga de ángeles caídos. Llegados a este punto, poco puedo contaros que no sepáis. Son libros más bien mediocres, pero entretenidos. Y ya que he leído los otros títulos, no puedo quedarme sin conocer el desenlace.
  • Falsos recuerdos, de Dan Krokos. Primera parte de una nueva saga, aunque yo, iluso de mí, pensaba que era autoconclusivo. Tiene buena pinta, y le tengo muchas ganas, así que os contaré muy prontito.
  • Øbliviøn II. Tormenta de estrellas. Nueva entrega de la trilogía de Francesc Miralles. Aunque no terminó de gustarme la primera parte, me arriesgué a continuar con la serie. Ya he leído Tormenta de estrellas, y sigue la estela iniciada en Un cielo tras otro. No me termina de convencer, pero es entretenido. La reseña ya está lista y la publicaré en algún momento de esta semana. 
  • The Blessed. Las Bendecidas, de Tonya Hurley. Un libro de lo más extraño que, a pesar de todos sus contras, no llegó a ser tan horrible como esperaba. De hecho, me entretuvo durante toda la lectura. Ya os conté qué me pareció aquí
  • Desconexión, de Neal Shusterman. Autor de la trilogía Everlost, que también edita Anaya. Esta saga pinta mucho mejor que su otra serie, por lo que espero mucho de ella. Por lo pronto, va a ser mi próximo lectura. Pronto os cuento. 
Y esto es todo. ¿Os apetece leer alguno en especial? A mí se me hacen muy interesantes mis nuevas lecturas, sin duda. 

jueves, 15 de noviembre de 2012

The Blessed, de Tonya Hurley

No es que os estén siguiendo. Os están dando caza.
No las tenía todas conmigo cuando comencé a leer The  Blessed. De hecho, me esperaba lo peor. No había leído nada anteriormente de Tonya Hurley, pero su serie sobre la chica fantasma había cosechado buenas críticas. Por el contrario, al primer título de esta peculiar trilogía no le han acompañado las buenas reseñas. Se le achaca principalmente su alto contenido religioso. Sin embargo, no se puede decir que The Blessed lleve a engaño, ya que no hay más que echarle un vistazo a su portada para entrever por dónde van a ir los tiros. Así es, la religión juega un papel fundamental en este libro. Personalmente, aunque no comparto estas creencias, no me he sentido en ningún momento de la lectura ofendido o incómodo. Pero tampoco me ha terminado de cautivar la extraña historia que nos presenta Hurley.
Por casualidades del destino, tres chicas de edades similares acaban en Urgencias la noche de Halloween. Por un lado tenemos a Agnes, una chica corriente que, por culpa de un chico, trata de suicidarse. Luego está Lucy, una celebrity local que acaba en el hospital tras ingerir una gran cantidad de alcohol. Por último tenemos a Cecilia, una joven promesa de la música que se gana la vida tocando en garitos de mala muerte. Tres historias de corazones rotos y de sueños hechos añicos, tres chicas con un mismo fuego metido en sus cabezas, una misma inquietud que las persigue desde niñas: la idea de que hay algo muy grande reservado para ellas. ¡Y vaya que si lo hay! Tras encontrar de forma casual unas extrañas pulseras —milagros, que se llaman—, las chicas se dan de bruces con una realidad que supera los límites de la razón. Entretanto, conocen al joven Sebastian, que parece ser el único que sabe algo de todo el misterio que las rodea. Y, que además, comparte con ellas su naturaleza divina.
Como ya os he comentado, comencé la lectura de The Blessed con una gran incertidumbre, pensando que sería uno más de mis fracasos como lector. No soy de los que dejan un libro a medias bajo ninguna circunstancia, excepto, claro está, que su lectura esté siendo un auténtico suplicio; en ese caso, lo abandono, y se convierte en otro punto más de mi lista de fracasos literarios. The Blessed no formará parte de esa lista, y me enorgullezco de ello.
Estoy más que curado de espanto con el puritanismo americano. He leído muchas novelas juveniles sobre las que planea en las mentalidades de muchos personajes una ideología común e imperante, la religión cristiana. The Dark Divine es un buen ejemplo de ello. En The Blessed todo se hace mucho más evidente, tanto que es esa creencia la base de la trama, sobre la que gira la peculiar historia de las tres jóvenes. A pesar de ello, también se da cabida al eterno conflicto ciencia—fe, aunque queda muy desaprovechado e inexplorado. Habría ganado puntos si no hubiera sido tan recto en este tema, si se hubiera explotado más y mejor este dilema.
Una vez superado el polémico tema de la religión, nos encontramos con una historia que se hace bastante entretenida. Los personajes no se presentan como devotos acérrimos, sino todo lo contrario. De hecho, tenemos a Lucy, que es una verdadera zorra que evoluciona favorablemente a lo largo de la novela. Cecilia, por su parte, tampoco es un buen modelo de chica beata.
¿Dónde está el principal contra de la novela, pues? A mi parecer, en la trama en sí, que ni siquiera después de acabar la lectura llega a quedar clara. Por el contrario, sí que se evidencia el mensaje que la autora lanza, y es de lo más respetable. Todos somos mayorcitos para decidir qué creer o no.
En definitiva, The Blessed es una novela juvenil no exenta de originalidad. Carga a sus espaldas con el tema que trata, y que echará para atrás a muchos lectores, pero cuenta una historia entretenida y muy bien escrita. Tiene unos diálogos ágiles y con gracia, y se lee asombrosamente rápido. Lo nuevo de Tonya Hurley parece alejarse por completo de su anterior serie, Ghostgirl. Personalmente, no sabría a quién recomendar The Blessed, ya que ni siquiera los seguidores de la autora tienen la seguridad de quedar satisfechos con ella. Por suerte, podéis disfrutar este mismo mes de una nueva entrega de la chica fantasma: Ghostgirl, Cuento de Navidad. Así que, de una manera u otra, tenéis Hurley para rato.

martes, 13 de noviembre de 2012

Traspasando el papel (11): lo nuevo de Stephenie Meyer

Hoy les traigo el tráiler de The Host, la novela que escribió Stephenie Meyer tras los famosos vampiros... Leí la novela en su momento y aunque la trama me pareció interesante, no acabó de gustarme demasiado. Sin embargo, tras ver esto, creo que me veré la película:




¿Qué les parece?

sábado, 10 de noviembre de 2012

Oscuro, de Teo Rodríguez

Durante siglos ha permanecido dormido... Ahora acaba de despertar.
Oscuro es una de esas novelas que crean demasiadas expectativas con su sinopsis, que resulta de lo más atrayente e intrigante. En ella, se nos habla de un pueblo que, según las leyendas, se asienta sobre un volcán en el que habita algo malvado e incierto que parece haber salido de su letargo para causar el más absoluto caos. Sin duda, incita a la lectura. Y, aunque debo decir que no ha resultado ser del todo lo que esperaba, me ha gustado. 
Isaiah ha arrastrado más de una carga durante toda su vida. Su infancia fue de todo menos feliz: la ausencia de su madre y los malos tratos de su padre se saldaron con una víctima, la de Ethan, su hermano pequeño, que debido a un trauma infantil quedó inducido en un estado catatónico. Años después, el pequeño Ethan despierta repitiendo una sola frase: «Ya viene». Mientras tanto, una serie de temblores sísmicos azotan Crystal Hood. Y, por si fuera poco, una inquietante voz lleva a los ciudadanos a cometer actos atroces. Al parecer, las antiguas leyendas que hablan de un ente maléfico sepultado bajo el volcán parecen estar fundamentadas en algo sólido después de todo. 
Oscuro es una novela de terror psicológico. Sí, durante toda la lectura gravita la presencia de ese ente incierto, pero lo que realmente se explora es la resistencia mental de los personajes, sus miedos más profundos. Los personajes de Teo Rodríguez se encuentran bajo una presión que los hace parecer prácticamente inhumanos. Son animales, salvajes e inconscientes.
La ambientación está realmente conseguida. A través de la pluma del autor, nos situamos en uno de esos pueblos americanos donde cualquier cosa puede ocurrir. Abundan las descripciones, por lo que a veces la narración se hace algo densa, pero lo cierto es que consiguen hacerte partícipe de la situación; llegas a ser un habitante más de Crystal Hood.

Los personajes son el punto fuerte de Oscuro. Debo confesar que la presentación de los mismos es una de las grandes pegas que debo achacarle a la novela. Lo que ocurre es que al principio de ella se nos presentan prácticamente todos, en capítulos con demasiada información que pueden desubicar al lector. El hecho de meter a tantos personajes en una sola escena puede crear una gran confusión. Sin embargo, Teo Rodríguez hace las delimitaciones precisas en el resto de capítulos, caracterizando mejor a cada personaje y disipando la confusión que se pueda haber creado.

En definitiva, Oscuro es una buena novela de terror psicológico que juega constantemente con el lector. Se adentra en los miedos de unos personajes que evolucionan y se transforman, que pasar de ser humanos a bestias. Quizá no sea lo más terrorífico que he llegado a leer, pero me lo hizo pasar mal en más de una ocasión. Una buena opción de un autor que bebe de grandes como el propio Stephen King.


Aquí podéis ver el inquietante booktráiler de la novela.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Una sonrisa roja como la sangre, de Adam Gidwitz

La verdadera y horrible historia de Hansel y Gretel.
No os sorprendería si os dijera que la reinvención de cuentos clásicos es una tendencia que está cosechando un gran éxito actualmente, especialmente en el cine y la televisión. Multitud de ejemplos lo constatan: en menos de dos años hemos asistido a la reinvención cinematográfica de cuentos como el de Blancanieves —en este caso ha habido más de una película sobre ella— o Caperucita roja. También es notable el éxito que cosecha la serie Once Upon a Time, que se ha convertido en todo un fenómeno televisivo. Por si fuera poco, el cuento que hoy nos ocupa, el de Hansel y Gretel, también está a un plis de saltar a las grandes pantallas en una particular versión del cuento. No obstante, hoy os hablaré de la oscura y sangrienta versión de Adam Gidwitz, que ha transformado la historia completamente. Y la jugada le ha salido bastante bien.
El cuento de Hansel y Gretel nunca ha sido uno de mis preferidos, pero tenía mucha curiosidad por el libro de Gidwitz. La nota original la pone al conservar lo más crudo de todas esas leyendas en que se basaron los hermanos Grimm para escribir sus cuentos. Hay sangre, mucha sangre. Gidwitz no escatima a la hora de describir escenas de lo más truculentas. Sin embargo, no es tan gore como puede parecer en un principio. Además, Gidwitz avisa constantemente cuando se acerca una escena dura. Y eso es algo que me ha gustado mucho, las intervenciones que hace el autor durante la historia. Gidwitz interrumpe los acontecimientos a menudo para dar su opinión sobre lo que va a suceder, para ponernos sobre aviso respecto a una escena fuerte o, simplemente, para poner una nota cómica e irónica. Así es, a pesar de lo oscuro que pueda parecer, me he reído mucho con Una sonrisa roja como la sangre. Gidwitz tiene un humor negro simplemente tronchante. 
¿Y qué decir del cuento en sí? En primer lugar, debo decir que es una versión muy libre que se aleja mucho de la idea que podáis tener de Hansel y Gretel. Es algo que advierte el autor antes de comenzar con la historia: los cuentos de Grimm (los que no se modificaron para los niños pequeños) no son en absoluto dulces. Son violentos y sangrientos. Y lo que vais a oír ahora, el único cuento verdadero de los cuentos de Grimm es todo lo violento y sangriento que podáis imaginar. Con este libro asistimos a las supuestas verdaderas andanzas de los célebres hermanos. Hansel y Gretel deben hacer frente a más de una amenaza: desde la famosa bruja que los engorda para cocinarlos, hasta el mismísimo diablo. 
Lo cierto es que ha sido una lectura muy intensa. No sé cuánto ha puesto el autor de su cosecha, pero sí que ha hecho un gran trabajo rastreando los orígenes de esas famosas leyendas, ofreciéndonoslas sin adimentos ni alteraciones. Adam Gidwitz ha escrito una original versión de la leyenda de Hansel y Gretel que sale muy bien parada. A mí particularmente me ha gustado mucho. Ahora quiero leer la companion novel de Una sonrisa..., que parece tratar el cuento de Jack y las judías mágicas, o eso he deducido yo a partir de su portada.
Recomendable.

domingo, 4 de noviembre de 2012

In My Mailbox 18

Click en la imagen para ampliar
  • Dioses y guerreros, de Michelle Paver. Se trata de la primera parte de una trilogía ambientada en la Edad de Bronce. No he leído ninguna reseña aún, pero por lo que sé, viene avalado de un gran éxito en todos los países donde se ha publicado. 
  • El capitán Garfio, de P. Baccalario. La historia jamás contada del pirata más famoso de los siete mares. Garfio es un personaje fascinante, así que espero que este libro no me estropee la imagen que tengo de él. 
  • Una sonrisa roja como la sangre, de Adam Gidwitz. Ya lo he leído y me ha gustado muchísimo. No se trata de una reinvención de cuentos al uso, ya que el autor la presenta hasta la saciedad como la verdadera historia de Hansel y Gretel. Realmente no me ha quedado claro si está o no basado en la versión original de los Grimm —esa que no ha pasado por ningún filtro para que pueda ser apta para todos los públicos—, o si todo ha salido de la cabeza del autor. En cualquier caso, me ha gustado. Y mucho. 
  • I'll ne there. Siempre contigo, de Holly Goldberg Sloan. Una de las grandes apuestas de SM para este trimestre. No sé qué pensar de él, ya que las críticas que está teniendo son de lo más dispares. En principio, me llama mucho la atención, y espero de verdad que me guste. Ya os contaré.
  • Goodbye Berlin, de Wolfgang Herrndorf. Una road novel, como las llaman. Parece ser el relato de las aventuras de dos jóvenes durante un verano que tenía pinta de ser muy aburrido. Todo lo que he oído de este libro es muy, pero que muy bueno. Es muy cortito, así que pronto me pondré con él.
  • El adiós de la novia, de Meg Rosoff. De esta autora solo conozco Cómo Justin Case engañó al destino, que cosechó muy buenas críticas cuando fue publicado. Este libro parece ser totalmente diferente, pero me apetece leer algo así. Como el anterior, también es muy corto, así que no tardaré en leerlo.
  • La sombra de la serpiente, de Rick Riordan. Desenlace de Las Crónicas de Kane. Creo que será el siguiente en caer, porque no puedo esperar más en empezarlo. Espero que esté a la altura, y suponga el broche de oro para una trilogía muy recomendable. 
Y esto es todo, que no es poco. Teniendo en cuenta que solo he leído uno de todos esos, tengo de sobra para todo el mes de noviembre. Os iré trayendo cada reseña en su debido momento.

¿Habéis leído alguno de ellos?
¿Cuál os llama más la atención?
Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP