miércoles, 31 de octubre de 2012

El Círculo, de Mats Strandberg & Sara Elfgren

Que empiece la caza de brujas.
Avalado por multitud de premios y un éxito arrollador en su país de origen, llega El Círculo, la primera parte de una nueva trilogía que ha desbancado a la saga Millenium de las listas de libros más vendidos en Suecia. El tándem formado por Mats Strandberg y Sara B. Elfgren nos ofrece una intensa novela juvenil que reúne todos los elementos necesarios para convertirse en un verdadero éxito. 
Suelo mostrarme más bien reticente hacia estos fenómenos literarios; la mayoría de veces, o bien soy el último en leer el best-seller del que todo el mundo habla, o bien ni siquiera me atrevo con su lectura. El problema que presentan este tipo de novelas —un problema que incluso puede llegar a perjudicarlas— es que hacen que el lector espere demasiado de ellas. Y acaban decepcionando en más de una ocasión. Sin embargo, El Círculo ha cumplido de sobra con mis expectativas, que no eran en absoluto bajas. Han sido 512 páginas inquietantes que hablan de amor, magia, estudios, relaciones entre padres e hijos, muerte y amistad, tal y como se expresa la propia editora en una nota que encabeza la lectura. 
En efecto, lo que hace especial y diferencia a este libro de tantos otros del mismo género es esa mezcla entre novela realista y fantástica. Durante los primeros capítulos conocemos a las protagonistas, aunque no hay ni rastro de elementos mágicos por ninguna parte. Al contrario, los autores nos presentan a seis chicas adolescentes que cargan a sus espaldas con problemas típicos de la edad. El punto de inflexión llega la noche de la luna de sangre, cuando las seis chicas descubren que forman parte de El Círculo, una especie de hermandad de brujas destinadas a salvar el mundo uniendo sus fuerzas. Cada una de ellas está vinculada con uno de los seis elementos —sí, son seis los elementos—: tierra, aire, fuego, agua, madera o metal. En función del elemento al que están vinculadas, cada una de ellas posee una serie de habilidades o capacidades mágicas. Y es a partir de ese momento cuando la novela arranca de verdad.
Sí, debo confesar que los primeros capítulos no me terminaban de convencer. Una vez terminada la novela, me he dado cuenta de lo necesaria que era esa introducción. Es en esa primera parte donde se presenta a las protagonistas, que constituyen uno de los principales fuertes de la novela. El Círculo destaca por sus personajes, sin duda. Las vemos en su vida cotidiana, lidiando con problemas que van desde el bullying hasta las drogas o el sexo. Y, poco después, vemos cómo deben hacer frente a su nueva condición, a la nueva realidad que se les presenta. Y lo cierto es que los autores consiguen un equilibro perfecto entre la vida cotidiana y la vida secreta de las chicas. Lo único que fallado en este sentido es la escasa profundidad de un personaje, el de Ida. No obstante, creo que esto se ha hecho de forma deliberada, ya que es la única de la que apenas sabemos nada. A mi parecer, es un as que los autores se guardan en la manga.
Fuego, segunda
parte
La extensión de la novela podría jugar en su contra, ya que no es usual que la primera parte de una trilogía sea tan extensa, pero las poco más de 500 páginas de El Círculo se pasan volando. Además, los capítulos son muy cortitos, y los autores saben cómo mantener la atención del lector en todo momento. No se cortan ni un pelo a la hora de hacernos sufrir, os lo aseguro; en más de una ocasión tendréis el corazón en un puño. 
En definitiva, la primera parte de la trilogía Engelfors cumple con su cometido, el de mantener el vilo al lector durante toda la lectura. Constituye una muy buena primera parte para una serie que promete, y mucho. La segunda parte, Fuego, se publicará esta primavera, y tal y como se quedan las cosas en El Círculo, os aseguro que os quedaréis sin uñas hasta que se publique la segunda novela. 
Muy recomendable

martes, 23 de octubre de 2012

Sobrevivo, de Alex Morel

¡Hola! Sí, ya se qué tenía muy un poco abandonado este blog, pero como compensación les traigo un libro que me ha en-can-ta-do. 

Se acerca la Navidad y Jane está en un avión camino a casa en Montclair, Nueva Jersey. Armada con un frasco de pastillas, Jane tiene un claro propósito: no llegar con vida a su destino. Para ella, la Navidad significa muerte: la Nochebuena le recuerda el suicidio de su padre, cuyo destino ella siempre ha sabido que compartirá. El permiso que le han concedido en el hospital mental donde lleva interna un año por fin le ha dado la ocasión que esperaba. Pero cuando el avión encuentra una turbulencia, todo se funde a negro. Jane despierta en medio de una tormenta de nieve en las montañas de Montana y pronto descubre que el único superviviente aparte de ella es Paul, su compañero de asiento. Juntos establecen un lazo emocional que surge de la necesidad de permanecer unidos en tan inhóspito lugar. Y gracias a Paul, Jane, que pretendía acabar con su vida, hará lo que sea por sobrevivir.

No sé si lo habré dicho ya, pero adoro las novelas de superación, donde los protagonistas se tiene que enfrentar a situaciones adversas y descubren de lo que son capaces para sobrevivir. Quizás por eso sea tan aficionada a las novelas distópicas y postapocalípticas. Me parece muy interesante cómo funciona nuestro instinto de supervivencia, es algo fascinante.

Así que esta historia tenía todas las papeletas para encantarme y así ha sido. Me ha enganchado tantísimo, ¡que me he zampado el libro en apenas tres horas!


La historia está contada en primera persona, desde la perspectiva de la protagonista, Jane, que es una chica autodestructiva cuya objetivo es morir de una sobredosis de pastillas en el baño de un avión, cosa que no puede llevar a cabo porque, de repente, el avión choca. Y su destino cambia (o puede que no).

Jane es una protagonista humana, creíble y que evoluciona notablemente a lo no tan largo de la historia. Aunque solo tiene 16 años, es una chica bastante madura para su edad y, una vez conoce a Paul, se convierte en una superviviente nata.

Pero quién realmente me cautivó fue el otro protagonista, Paul. Se ha convertido, sin duda, en uno de mis protas favoritos. Su forma de ser, sus réplicas a Jane, su snetido del humo, su pasado, su gilipollez en ciertas ocasiones (quien lo haya leído entiende por qué digo esto) y la calidez que desprende su personalidad me han enamorado.

La historia de amor entre los protagonsita podría parecer un tanto forzada, pero a mí me ha convencido. Es natural buscar algo por lo que luchar, por lo que seguir andando, algo a lo que sujetarse en un momento tan intenso como en el que viven estos dos chicos. Es preciosa y de verdad que comparten diálogos memorables.

La pluma de la escritora es directa a la par que reflexiva, ligera a la vez que profunda, por lo que te metes de lleno en la historia y no puedes parar de leer hasta terminar el libro.

SPOILERS

No sé si a ustedes les ha pasado lo mismo, pero yo estaba 100% segura de que los dos serían rescatados que pueden imaginar la tristeza que me embargó cuando comencé a sospechar el final. ¿Por qué? ¿POR QUÉE? Las últimas páginas las leía más lentamente, pero porque las lágrimas no me dejaban leer bien. Solo por eso no se lleva mi 5/5, aunque puede que si todo hubiera acabado felizmente, no me hubiera gustado tanto... ¿saben a lo que me refiero?

Por cierto, hay algo que no me ha cuadrado... ¿no era un poco demasiado grande el baño del avión? Porque para dormir dos personas allí en un saco de dormir, los baños de los aviones son más bien un cubículo que apenas te deja espacio para sentarte en el retrete...

FIN DE LOS SPOILERS

Sobrevivo es una novela corta, sí, pero sumamente intensa. Con ella me he emocionado: he reído, llorado, suspirado, gritado... de todo un poco. Pero sobre todo he reflexionado sobre la vida, la importancia de vivir cada día como si fuera el último, los cambios que se producen en las personas cuando se encuentran en situaciones extremas... Vamos, que por si no ha quedado claro, ¡LO RECOMIENTO! Además, como otro punto a su favor, ¡es autoconclusiva! Aunque a mí no me hubiera importado que tuviera un par de páginas más, pero bueno...




-Tengo miedo -digo con toda franqueza.

-Pues yo casi me cago en los pantalones. Es normal que estemos asustados -responde él.


Un beso en París, de Stephanie Perkins

Ha llovido mucho desde que vi por primera vez esa preciosa portada, tanto pululando por infinidad de blogs americanos, como coronando listas de mejores libros juveniles. Todas las reviews lo ponían de maravilloso. Lo que yo no me explicaba era por qué ninguna editorial se animaba a traerlo aquí, si tan fantástico era. De manera que pensé que no sería para tanto. ¿Podía estar más equivocado? 
¿Qué tiene que tener un libro para que cada vez que pienses en él se te dibuje una sonrisa tonta en la cara? En el caso de Un beso en París, es el conjunto lo que lo hace perfecto. Personajes inolvidables, un escenario inmejorable y una trama que... Oh, la, là! Todo ello se conjuga de una manera perfecta, y hace de Un beso en París una novela para el recuerdo. Pero vayamos por partes.
Anna Oliphant se ve obligada a dejar su vida en Atlanta para pasar un año en París, en la School of America  of Paris. ¡Menuda tragedia griega! No tiene ni siquiera una ligera noción sobre la lengua y, en fin, no se ve preparada para superar el reto que se le presenta. Un año. Todo un curso lejos de su familia, de su mejor amiga Bridge, y de Toph, el chico que le gusta, y que parece estar interesado en ella también. No obstante, Anna no tiene otra opción. Se resigna con desgana a la voluntad de su padre, sin hacerse una pequeña idea de todo lo que le espera en la Ciudad de la Luz. Pronto, Anna se dará cuenta de que su estancia en París no será tan horrible como ella pensaba en un principio. Con la ayuda de sus nuevos amigos, conseguirá desenvolverse sin problemas en su nueva vida parisina. Sin embargo, Anna no cuenta con la posibilidad de enamorarse. Y Étienne St. Clair... tampoco.
Como iba diciendo, me equivocaba por completo cuando pensé que Un beso en París podría estar sobrevalorado. El debut de Perkins se merece todas esas buenas críticas que ha ido cosechando, y más si cabe. Es absolutamente perfecto desde la primera hasta la última línea. Si os animáis a haceros con este libro, lo único que lamentaréis es haber dudado siquiera un segundo sobre si merecía o no la pena. Y, por supuesto, os quedaréis con muchas ganas de más al terminarlo. Aunque, como debéis saber, Plataforma Neo ha anunciado que traerá la companion novel de Un beso en París (Lola and the Boy Next Door) el año que viene.  
Los personajes de esta novela se salen de lo común. No sabéis la de tiempo que hacía desde que una protagonista de novela juvenil me caía bien. La Srta. Banana cumple a la perfección con su papel de protagonista. Y luego tenemos a Étienne St. Clair, para quien faltan adjetivos positivos en el diccionario. Esa relación que nace entre ambos es tan, pero taaan bonita. Y lo más importante: no surge de la nada. Es un amor que se forja en todos los pequeños momentos que estos dos chicos comparten. No en vano llaman a Perkins la maga de los pequeños momentos. Los demás personajes también me han gustado, desde el excéntrico Josh hasta la retorcida Amanda. Cabe decir, además, que París hace la función de un personaje más. Perkins ha retratado la Ciudad de la Luz a la perfección.
Como enamorado de Francia y del francés que soy —os recuerdo que es lo que estudio—, no podía dejar pasar una novela así. Plataforma Neo lo está haciendo inmejorablemente bien, así que desde aquí les vuelvo a felicitar, ya que eligen cada título minuciosamente... y aciertan de pleno. Un beso en París es una novela que te sacará una sonrisa en cada diálogo y a cada momento. Con unos personajes que te enamorarán irremediablemente, y una historia que recordarás con una sonrisa tonta. Recomendadísimo.
De lo mejor que he leído en lo que va de año.  

jueves, 18 de octubre de 2012

A de amor, de David Levithan

Amor. No sé si sabré explicarlo.
Hace un par de meses leí por primera vez al renombrado autor de novela juvenil David Levithan, y la impresión que tuve fue de notable. No obstante, no he vuelto a encontrarme con el autor hasta ahora, en A de amor, donde definitivamente he caído rendido ante su prosa. 
Premio a la originalidad. A de amor está escrito en forma de diccionario —aunque las palabras no están ordenadas alfabéticamente—. La historia se cuenta mediante una serie de entradas, encabezadas por una palabra que mucho tiene que ver con lo que se nos cuenta. 
Inefable.
Estas palabras acabarán siendo la más desnuda de las reflexiones, carentes de sensaciones que las palabras no pueden conjurar. Intentar escribir sobre el amor es, en última instancia, lo mismo que intentar que un diccionario represente la vida. No importa cuántas palabras contenga, nunca serán suficientes. 

The Lover's
Dictionary
Premio a la pluma más poética. Entiéndase por esto premio a una de las plumas más poéticas que he visto en literatura juvenil. Levithan hace gala de una sensibilidad sin precedentes, y nos relata una historia en toda su desnudez, a través de una pluma brillante. Con una cadencia perfecta, un ritmo extraordinario, un equilibrio justo. 
Premio a la precisión a la hora de hablar de sentimientos. Levithan pulsa en cada momento la tecla perfecta. La historia que nos cuenta es real ante todo. La historia de una relación como cualquier otra, de una pareja que atraviesa los típicos problemas de una pareja. Los nervios de la primera cita, la preocupación por dar una buena impresión, los nervios de la segunda cita, los titubeos sobre cuál debería ser el siguiente paso. Todo ello se relata con absoluta maestría. Levithan desgrana cada una de las emociones de los personajes a la perfección.
Belleza.
Creo que no hay nada más bello que verte andar por el piso con mi pantalón corto puesto, cuando crees que sigo dormido. Y esa sonrisa traviesa que me brindas luego, al ver que estoy despierto. Dedicas tanto tiempo por las mañanas a asegurarte de que cada cabello está en su lugar... Sin embargo, debo decirte que a mí me gusta más así, alborotado, a su aire, despeinado.
A de amor no se recrea en la vida de dos personas, sino en todo lo que atraviesan juntos. Es el perfecto retrato de una relación amorosa, con todos sus aspectos buenos, pero también con los malos. Levithan me ha ganado una vez más, por lo que no se hará de esperar un tercer encuentro con el autor. 
Os animo a que experimentéis la prosa de David Levithan. En A de amor nos brinda una historia que se lee sin prisa y se saborea a cada palabra. A través de una perspectiva original, Levithan nos presenta a dos personas que pensaban que el amor era más fácil. Un auténtico placer para los sentidos.

lunes, 15 de octubre de 2012

Maravillas, de Brian Selznick

Tarde o temprano, a todos nos alcanza el rayo. 
No podéis haceros una idea de la cara que se me quedó cuando tuve por fin en mis manos Maravillas. Su edición es capaz de dejar sin aliento a una persona. Literalmente.  Nunca había visto nada semejante. En Maravillas, Selznick vuelve a experimentar con la fórmula que le brindó su mayor éxito hasta la fecha —La invención de Hugo Cabret, obra que fue llevada a la gran pantalla por Martin Scorsese hace muy poquito—. La peculiar forma narrativa del autor se basa en contar gran parte de la historia a partir de ilustraciones —de las que él también se encarga, por lo que el mérito es doble—. Sin embargo, en Maravillas Selznick va un paso más allá, y nos cuenta dos historias que, a simple vista, son independientes la una de la otra. Dos líneas argumentales, por tanto: una de ellas está narrada de forma convencional, con palabras, mientras que la otra se relata gráficamente, con más de 460 maravillosas ilustraciones. 
Todos estamos en el fango, pero algunos miramos a las estrellas
La vida de Ben cambió bruscamente tras la muerte de su madre. Ahora vive con sus tíos y sus primos, a tan solo unos pocos metros de su anterior casa, que desde el fatídico suceso permanece inhabitada. Un día, Ben se ve sorprendido por la luz de una de las habitaciones del que era su hogar. Como no podía ser de otro modo, se aventura a investigar quién es el misterioso visitante. Al descubrirlo, se llevará una gran decepción; no obstante, Ben no se espera en absoluto lo que le ocurrirá esa noche. Por otro lado, tenemos a Rose, la protagonista de la parte gráfica de Maravillas. Su historia tiene lugar cincuenta años antes que la del chico, concretamente en el año 1927. Lo que sabemos de ella —naturalmente, no se nos proporcionan tantos detalles de su vida, ya que las ilustraciones ofrecen una información más limitada— es que sigue muy de cerca los pasos de Lillian Mayhew, la actriz del momento. También sabemos que Rose es sorda, ya que se comunica a base de mensajes escritos. La chica siempre muestra un semblante triste. Tanto Ben como Rose necesitan encontrar su lugar en el mundo. Dos historias. Dos vidas. Dos personas que, aparentemente, no tienen nada que ver. ¿Qué les depara el destino a Ben y a Rose?
Tras un primer vistazo, Maravillas impone. Es un libro que alcanza las más de 600 páginas; no obstante, lo que yo no podía esperarme es que se leyera tan sorprendentemente rápido. Lo cierto es que la parte gráfica es mucho más extensa —como ya he comentado, comprende las más de 460 ilustraciones, lo que resulta impresionante—. El hecho de que tres cuartos de la novela sean imágenes, y que el cuarto restante esté narrado de una forma ágil y sencilla, hacen de Maravillas un libro que se devora. A mí me ha durado tres horas, nada más ni nada menos. 

El método de Selznick es una de las mejores ideas que he visto en literatura juvenil en mi vida. Sin duda, capta todo el interés del lector, y dota a la historia de una tridimensionalidad que quita el hipo. Además, nos permite conocer la historia tal y como el escritor la ve en su cabeza. Selznick lleva a cabo un trabajo descomunal. La capacidad narrativa de la parte gráfica es magnífica. Chapeau.
¿Qué hay de la historia que nos cuenta? Pues es sencillamente preciosa. Un cuento con personajes entrañables, que se embarcan en aventuras para encontrar su lugar, su sitio en el mundo, lo que parece ser el leitmotiv en las obras del autor, por lo que me han comentado, aunque no he leído La invención de Hugo Cabret. Sin querer desvelar nada sobre lo que unen ambos personajes ni la historia que comparten, no puedo hacer más que animaros a haceros con el libro. 
Maravillas es una auténtica obra de arte. Se nota el amor que SM pone en cada una de sus publicaciones, ya que nos deleitan con una edición que pone los pelos de punta. Brian Selznick también tiene gran parte de culpa, por supuesto. Os invito a que conozcáis a Rose y Ben, que os embarquéis con ellos en su peculiar viaje. Porque todos estamos en el fango, pero hay quien mira a las estrellas. 
Maravillas se lleva uno de los mayores y más merecidos sobresalientes que he dado nunca. 
Ben pensó en todas las casualidades que le habían llevado hasta allí y se maravilló de la forma en que podía seguirles la pista, como si fueran una ruta trazada en un mapa del tesoro.

domingo, 14 de octubre de 2012

In My Mailbox 17

Hoy os traigo un IMM algo menos cargado que el de la semana pasada, pero espero que os guste igualmente ;)

Maravillas es la nueva obra del autor de La invención de Hugo Cabret, donde una vez más lleva a la práctica su fórmula tan personal: relatar parte de la historia mediante ilustraciones de las que él mismo es el autor. A pesar de lo voluminoso que es —alrededor de 630 páginas—, se ventila en un día. Tres horas en mi caso, para ser concretos. La reseña ya está lista, y la publicaré mañana. Os puedo adelantar que me ha gustado mucho, y que no puedo esperar a leer La invención de Hugo Cabret. A la venta el 18 de octubre. 

El segundo es A de amor, de David Levithan, al que conoceréis por libros como Nick & Nora: Una noche de música y amor, o Cuaderno para dos. Yo leí por primera vez algo suyo este verano, y me gustó mucho. Con esta segunda novela que leo del autor, me reafirmo al decir que es muy recomendable. Además, aquí experimenta una técnica de narración muy original, y es que la historia se organiza en forma de diccionario. Cada entrada de este diccionario del amor está encabezada de una palabra que tiene que ver con lo que se cuenta en ese momento. Es un libro muy corto, que además se lee en un suspiro. También tendréis reseña esta semana. 

De este último libro os puedo contar menos, ya que aún no lo he leído. Será mi próxima lectura, eso sí, y le tengo unas ganas inmensas. Oscuro parece ser una novela de terror. Es la primera novela del escritor de relatos de terror Teo Rodríguez, y la presentan como una inquietante historia que mezcla el terror psicológico más humano de los personajes, con el terror sobrenatural del monstruo. Lo leeré a lo largo de esta semana, y espero poder tener la reseña lista a finales de la misma.

¿Habéis leído alguno? ¿Tenéis ganas de uno de ellos en especial? 

La Secta de los Asesinos, de Licia Troisi

Estaba predestinada a ser una asesina, una sierva más del gran Thenaal.
Con La Secta de los Asesinos nos adentramos en el Mundo Emergido, un universo que la autora había explorado anteriormente en su otra serie, Crónicas del Mundo Emergido. Sin embargo, aunque nosotros caemos de bruces en este mundo después de los sucesos acaecidos en El talismán del poder —título que cierra las Crónicas—, no es necesario haber leído dicha serie para poder leer esta, ya que Troisi nos pone en situación fantásticamente, sin resultar pesada ni cargante. Aclarado este punto, os cuento qué me ha parecido mi primer contacto con la autora de fantasy más exitosa de Italia.
Segundo título
de la trilogía
La joven Dubhe es ladrona y errante de profesión. Subsiste como puede a base de perpretar hurtos, y lo cierto es que no se le da en absoluto mal. De hecho, se ha forjado un nombre en el gremio. No tiene familia, y de igual modo trata de tener las menores amistades posibles, ya que, como he dicho, es una errante. Dubhe va dando tumbos de un lugar a otro, y es así desde que murió el Maestro. Lo que sabemos de este personaje es que la acogió cuando ella más lo necesitaba, y la entrenó duramente en su oficio... el del asesinato. Sin embargo, ahora está sola. El Maestro ha muerto. Y ahora, Dubhe está siendo perseguida por La secta de los Asesinos, que precisa de la habilidad que la joven ha ido perfeccionando a lo largo de tantos años de entrenamiento junto al Maestro. Pero Dubhe se niega; no está dispuesta a asesinar a nadie más. No obstante, la Secta cuenta con métodos de lo más enrevesados para hacerle cambiar de parecer. Y no dudarán en utilizarlos si es necesario...

Había leído en algunas reseñas que costaba engancharse al libro, pero lo cierto es que, en mi caso, captó todo mi interés desde el primer capítulo, en el que asistimos a una presentación un tanto peculiar de Dubhe. Cabe decir que la historia de la protagonista se narra a través de dos líneas temporales, una situada en el presente, y otra en el pasado, y ambas consiguen captar todo nuestro interés. Sin embargo, los capítulos del pasado me gustaban especialmente, ya que es ahí donde conocemos la historia de Dubhe desde que era una inocente chica predestinada a convertirse en una Niña de la Muerte.

Desenlace de
la trilogía
No había tenido oportunidad de leer nada de Troisi anteriormente, y después de este primer contacto con el fantástico universo que ha creado, os puedo asegurar que mi experiencia Troisi no se quedará solo en este libro. La autora demuestra una capacidad enorme para el fantasy; se desenvuelve como pez en el agua en el género. Su mundo es muy rico en detalles, lo que me ha recordado en cierto modo a Laura Gallego. La habilidad de Troisi a la hora de definir a los personajes es también digna de ser mencionada. Dubhe es una gran protagonista, un personaje con el que resulta fácil empatizar. También me han gustado algunos de los Victoriosos, que son los miembros de la Secta de los Asesinos, entre los que destaco a Rekla y, por supuesto, a Yeshol. Lo original de esta novela es que nos da una fantástica visión de los malos, ya que la propia Dubhe debe subyugarse ante ellos, que la fuerzan mediante métodos atroces a formar parte de su comunidad.

La Secta de los Asesinos es un gran comienzo para Las Guerras del Mundo Emergido. Con una protagonista sublime, que debe hacer frente al horrible destino del que lleva tratando de escapar toda su vida. La pluma de Troisi es, por su parte, de lo más mesurada: no adolece de esa pesadez que caracteriza en ocasiones a este tipo de novelas, aunque tampoco llega a ser simple o mediocre. Sin duda, pienso averiguar cómo acaba la trilogía, por lo que espero que no tarden en llegar los títulos restantes.

—¡Poderoso Thenaar! La presa que durante tiempo te ha rehuido ahora está aquí, ante ti, y ruega ser admitida en el grupo de los tuyos. Por ti abandonará las filas de los Perdedores, renegará de su vida de pecado y seguirá la senda de los Victoriosos. 

viernes, 12 de octubre de 2012

El dragón de hielo, de George R. R. Martin [Minireseña]

Adara vivía esperando la llegada del invierno, que le traía cada año a su dragón de hielo de vuelta. 
Todos conoceréis a Martin por su archiconocida saga Juego de tronos, ¿verdad? Lo cierto es que en cada una de sus obras imprime un sello inconfundible. El dragón de hielo, aunque es un cuento muy cortito que relata una historia de lo más sencilla, no deja de ser especial y conmovedor. Típico de Martin. Aunque la idea de leer algo suyo independiente de Juego de tronos se me hacía rara al principio, siempre es un placer leer al autor. Lo que también debéis saber es que esta pequeña obra no es en absoluto comparable a su serie épica en ningún sentido. Sin embargo, su cuidadísima edición y la historia tan bonita que cuenta, la convierten en una joyita que ocupará un lugar preciado en vuestras estanterías. 
Adara es una niña del invierno. Nació en esa época del año, y su llegada vino acompañada de la fatídica muerte de su madre. Mientras que todos los habitantes de su pueblo odian el invierno, que cada año es más largo y terrible para las cosechas, Adara contempla su llegada con fascinación cada año. Y es que es en esa estación del año cuando el dragón de hielo hace su aparición. Durante los meses más fríos, Adara va estrechando su relación con el dragón, hasta el punto de que la criatura gélida le permite montar en su lomo para sobrevolar los alrededores. Entretanto, una encarnizada batalla se desata en el Imperio; dos frentes libran una guerra para la que utilizan dragones como armas. ¿Cuál es el papel que deberá jugar en esta situación el dragón de hielo? 
Como os comentaba, la historia es de lo más sencilla, y no llega ni siquiera a las 80 páginas. Además, si tenemos en cuenta que la narración está salpicada con ilustraciones, y que la fuente utilizada es de tamaño más bien grande, os aseguro que despacháis el libro en poco más de una hora. En este sentido, debo destacar la preciosa edición que nos ofrece Montena. Las ilustraciones corren a cargo de Verónica Casas, que sabe plasmar con todo detalle el alma de la historia. 
En conclusión, El dragón de hielo es un pequeño regalo de George R. R. Martin. Una historia preciosa sobre admiración, superación y sacrificio. Cabe tener en cuenta su final, que a mi parecer es perfecto. Un relato sencillo que os hará pasar un buen rato.
A Adara le gustaba el invierno por encima de todas las cosas, pues cuando el mundo se enfriaba llegaba el dragón de hielo. No estaba segura de si era el frío el que llevaba al dragón de hielo o si era el dragón de hielo el que llevaba el frío. 

miércoles, 10 de octubre de 2012

PLAY, de Javier Ruescas

El amor es la meta. La fama, su único camino.
De Javier Ruescas conseguí hace tiempo Encantamiento de luna, la primera parte de su trilogía fantástica Cuentos de Bereth. Sin embargo, aunque me sepa mal decirlo, desistí con su lectura tras un par de intentonas. Ya sean los personajes o la trama la razón de mi fracaso con esa novela, lo cierto es que mi primera experiencia con el autor no fue del todo satisfactoria. Pero le seguí muy de cerca y, desde el primer momento en que habló sobre el proyecto que desembocaría en PLAY, supe que tenía —y, es más, debía— darle una oportunidad en este otro registro. ¡Qué gran acierto! Y es que PLAY me ha tenido abducido durante unos tres días, y eso es muy poco tiempo cuando entran en juego exámenes, lecturas de la facultad y muy, pero que muy poco tiempo libre. No es una lectura exenta de fallos y detalles que no me terminan de encajar, pero lo que es innegable es que desde el primer momento se convierte en adicción. Pero vayamos al principio. 
PLAY es la historia de dos hermanos completamente diferentes, Leo y Aarón Serafin. Para el primero de ellos, la vida nunca es demasiado emocionante. Sueña con ser una gran estrella, por lo que la idea de estudiar una carrera y trabajar el resto de su vida metido en un despacho le asfixia. Tras muchos intentos fallidos de alcanzar el éxito, y después de dar tumbos por el mundo durante dos años, vuelve al hogar familiar prácticamente hecho a la idea de que debe abandonar su sueño. Por otro lado está Aarón, un chico conforme con su vida. Aunque tiene talento para la música, prefiere guardar su habilidad en secreto.

Sin embargo, no cuenta con el descabellado plan que se empieza a formar en la cabeza de su hermano. Un plan que, además, puede beneficiar a ambos; por un lado, puede conseguir que Leo alcance finalmente su sueño y, por otro, puede acercar a Aarón a la chica que quiere. Y es al llegar a casa después de estar fuera durante los meses de verano, Aarón se encuentra una situación cuanto menos inverosímil: Dalila, su novia, ha sido elegida para encarnar a un célebre personaje infantil en la adaptación cinematográfica de sus aventuras. Todo este lío la ha hecho inalcanzable. El plan de Leo parece una opción viable para que cada uno de los hermanos consiga su propósito. Pero, ¿cuál es el precio de la fama?
He de admitir que me costó llegar a creerme la situación que se plantea. Todo el tema de Castorfa, el personaje de cuento, así como el proyecto de Leo de hacerse famoso gracias a unos vídeos subidos a YouTube se me hizo muy poco natural al principio. No obstante, tras unos pocos capítulos, todo se hace más verosímil. De hecho, que el personaje de Castorfa roce la ridiculez, es más que intencionado por parte del autor. Si os paráis a pensarlo, hay muchos fenómenos tanto literarios como de otro tipo de lo más irrisorios. Por otro lado, no sería la primera vez que un medio como YouTube sirve como método de consagración para un arista. Somos de lo más susceptibles ante cualquier fenómeno. Absolutamente todo el mundo. Aunque nos embarquemos o no en esos trenes, a todos nos afectan en mayor o menos medida estos fenómenos mundiales. 
En cuanto a personajes, en PLAY encontramos un poco de todo. Los hermanos son, evidentemente, el eje central sobre el que gira la trama —de hecho, los capítulos alternan ambas voces y puntos de vista—. He de decir que, si debo elegir a uno, me quedaría con Aarón. En muchas ocasiones, Leo es muy arrogante e inconsciente. Su egoísmo provoca que las consecuencias de sus actos salpiquen a terceras personas. Por el contrario, Aarón es la voz de la razón; aunque por momentos se deje llevar por el entusiasmo de su hermano, siempre contempla todas las opciones. Hay muchos secundarios, de entre los que destacaría a Emma, una pieza fundamental para el camino que tomarán los hermanos Serafin. Y, finalmente, estaría Dalila, que actúa como el motor que mueve las decisiones del menos de los Serafin, aunque de ella sabemos más bien poco durante todo el libro. 
PLAY es el comienzo de una trilogía juvenil muy interesante y original. En esta novela, Ruescas habla con mucho conocimiento sobre los oscuros senderos de la fama. Conoceremos a estos dos hermanos y los acompañaremos en su ascenso a la popularidad. Un libro que, a pesar de su extensión, se hace de lo más corto y ligero, con una edición de lo más cuidada. Os invito a que conozcáis la historia de los hermanos Serafin, llena de enredos y mucha música. Sin duda, un muy buen pistoletazo de salida para una serie que promete mucho.

domingo, 7 de octubre de 2012

In My Mailbox 16

Han pasado meses desde el último IMM, pero no quiero enseñaros todo lo que ha llegado a mis estanterías hasta ahora, así que me limitaré a enseñaros los que he ido consiguiendo desde el mes pasado. ¡Ponéos cómodos!

Las Guerras del Mundo Emergido I: La secta de los asesinos. Primer título de esta trilogía reeditada, escrita por la célebre autora de fantasy Licia Troisi, a quien, como sabéis, han bautizado como la Laura Gallego italiana. Sin duda, he encontrado muchos paralelismos entre ambas autoras. No es ningún secreto que adoro a Gallego, así que es un placer leer libros de su mismo estilo. Troisi me ha sorprendido muy gratamente con esta primera novela, por lo que espero que pronto editen el resto de la serie. La reseña, en breve. 




Kárvadan, la leyenda del impostor. Otra trilogía que comienza en este tomo, del que no me esperaba que fuera tan grueso. La sinopsis pinta más que bien, y lo comparan con la fantasía épica de Rothfuss, autor de El nombre del viento. Es un libro al que le tendré que dedicar su tiempo, pero espero poder ponerme con él muy pronto. Ganas no me faltan. 





Play, que también inicia otra trilogía. Sin embargo, esta vez no es fantasy ni novela épica. Play es una novela realista, sobre el ascenso de dos hermanos y el precio de la fama. Lleva el sello de Javier Ruescas, un autor que se caracteriza especialmente por su cercanía. Ya lo he leído, y he de decir que me ha gustado bastante. Antes había tenido otra experiencia con el autor, con su primera novela publicada, Cuentos de Bereth, pero debo confesar que no pude acabarla. No sé por qué, ya que no es en absoluto un mal libro, pero no me conseguí enganchar. Play es del todo diferente, y en este caso me ha mantenido pegado a sus páginas hasta el final. Más detalles en su debida reseña.


El dragón de hielo, un cuento escrito por el archiconocido George R. R. Martin, autor de la célebre saga Juego de tronos. Es un relato muy tierno sobre una niña que vivía fascinada por un dragón. La edición es francamente maravillosa, repleta de ilustraciones preciosas. Y se lee en poco más de una hora, ya que apenas pasa de las 70 páginas. Os hablaré brevemente de él en su reseña. Lo que sí os puedo decir es que, si pensáis comprarlo simplemente por ser de quien es, no sé si os gustará. El dragón de hielo es a Juego de tronos lo que un huevo es a una castaña.

Y ahora le toca el turno a dos que ya están reseñados. Ambos me gustaron, aunque en este caso me decanto especialmente por La lección de August. Nube de Tinta lo está haciendo muy, pero que muy bien. Hasta ahora no me han defraudado en absoluto. Por otra parte está Balthazar, que viene como un extra de la saga Medianoche; una novela-regalo para aquellos que quedaron con ganas de saber más sobre uno de los mejores personajes de la otra saga, Balthazar. Reseñas aquí y aquí. 

Y estos dos últimos se los compré a Mike. Le compré otro más, Silencio, el tercero de la saga de ángeles de Becca Fitzpatrick, pero se lo he prestado a alguien. De estos dos solo he leído Divergente, y ya sabéis que me gustó más bien poco. Night School viene precedido de buenas críticas, pero no tengo ninguna prisa en ponerme con él, así que lo dejo para Navidad. 

viernes, 5 de octubre de 2012

Las ventajas de ser un marginado, de Stephen Chbosky


Somos infinitos. 
A estas alturas, todos debéis saber que está a punto de estrenarse la adaptación cinematográfica homónima de esta novela, protagonizada por Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo) y Emma Watson, entre otros. Además, es curioso señalar que el director de la cinta es el propio autor de la novela, por lo que podemos estar tranquilos en lo que a fidelidad a ella se refiere. En cualquier caso, hoy vengo a hablaros del libro, y eso es lo que voy a hacer. 
Charlie va a empezar el instituto y se siente absolutamente solo. Su mejor amigo Michael se suició, y su otra mejor persona del mundo, su tía Helen, murió en un accidente de coche. Además, su hermano mayor se ha ido a estudiar a la universidad, y no tiene una relación especialmente estrecha con su otra hermana. Charlie se decide entonces a escribir una serie de cartas cuyo destinatario resulta ser todo un misterio, en las que relata sus experiencias como freshman (estudiante de primer año en el instituto). En ellas hay un lugar especial para Sam y Patrick, un par de hermanastros que le ayudan a ver la vida de otra manera. Charlie relatará también los aspectos más crudos de su vida: sus primeras experiencias con las drogas, sus inseguridades y miedos... 
Aceptamos el amor que creemos merecer. 
Tengo sentimientos encontrados al dar mi opinión sobre esta novela.  Es un relato que se hace muy crudo en ocasiones, y no sé si finalmente consigue ser lo suficientemente esperanzador como para dejar un buen sabor de boca. Es una novela que se lee fácilmente y resulta adictiva; además, es epistolar, y se organiza cronológicamente en esa serie de cartas que abarcan el primer año de Charlie en el instituto. El protagonista es el punto fuerte, ya que, al menos en mi caso, me produjo una empatía asombrosa. Todos somos Charlie desde su primera carta. Los demás personajes me han gustado, especialmente Sam y Patrick. Especialmente Patrick. Sí, es el mejor personaje del libro de lejos, y me he identificado mucho más con su historia. 
Algo que me ha gustado especialmente son las referencias a grandes clásicos de la literatura y del cine que se hacen constantemente (El gran Gatsby, Matar a un ruiseñor, El guardián entre el centeno, Peter Pan, The Rocky Horror Picture Show, El club de los poetas muertos... ). Como ya he dicho antes, no sé en qué medida es un relato esperanzador. El final no es triste ni nada, pero me ha dejado un sabor agridulce. 
The Perks of Being a Wallflower es la historia de un solo adolescente, Charlie, aunque puede extrapolarse a la juventud en general. Toca todos los temas que nos preocupan a esa edad: el sexo, las drogas, la integración... 
Os la recomiendo encarecidamente. Además, es una novela muy cortita y ligera, perfecta para leer en cualquier ocasión. Aquí podéis ver el tráiler, que tiene una pinta estupenda, y aquí os dejo también una canción que tiene obsesionado a Charlie. Y que ahora me tiene obsesionado a mí. 
De acuerdo, Charlie. Te lo pondré más fácil. Cuando pasó todo lo de Craig, ¿qué pensaste? —quería saberlo de verdad.
 Dije:
Bueno, pensé un montón de cosas. Pero sobre todo pensé que el que estuvieras triste era mucho más importante para mí que el que Craig hubiera dejado de ser tu novio. Y si eso significaba que nunca podría a pensar en ti de esa manera, siempre que tú fueras feliz, estaría bien. Ahí fue cuando me di cuenta de que te quería de verdad.
En librerías desde el 3 de octubre.  
Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP