lunes, 15 de octubre de 2012

Maravillas, de Brian Selznick

Tarde o temprano, a todos nos alcanza el rayo. 
No podéis haceros una idea de la cara que se me quedó cuando tuve por fin en mis manos Maravillas. Su edición es capaz de dejar sin aliento a una persona. Literalmente.  Nunca había visto nada semejante. En Maravillas, Selznick vuelve a experimentar con la fórmula que le brindó su mayor éxito hasta la fecha —La invención de Hugo Cabret, obra que fue llevada a la gran pantalla por Martin Scorsese hace muy poquito—. La peculiar forma narrativa del autor se basa en contar gran parte de la historia a partir de ilustraciones —de las que él también se encarga, por lo que el mérito es doble—. Sin embargo, en Maravillas Selznick va un paso más allá, y nos cuenta dos historias que, a simple vista, son independientes la una de la otra. Dos líneas argumentales, por tanto: una de ellas está narrada de forma convencional, con palabras, mientras que la otra se relata gráficamente, con más de 460 maravillosas ilustraciones. 
Todos estamos en el fango, pero algunos miramos a las estrellas
La vida de Ben cambió bruscamente tras la muerte de su madre. Ahora vive con sus tíos y sus primos, a tan solo unos pocos metros de su anterior casa, que desde el fatídico suceso permanece inhabitada. Un día, Ben se ve sorprendido por la luz de una de las habitaciones del que era su hogar. Como no podía ser de otro modo, se aventura a investigar quién es el misterioso visitante. Al descubrirlo, se llevará una gran decepción; no obstante, Ben no se espera en absoluto lo que le ocurrirá esa noche. Por otro lado, tenemos a Rose, la protagonista de la parte gráfica de Maravillas. Su historia tiene lugar cincuenta años antes que la del chico, concretamente en el año 1927. Lo que sabemos de ella —naturalmente, no se nos proporcionan tantos detalles de su vida, ya que las ilustraciones ofrecen una información más limitada— es que sigue muy de cerca los pasos de Lillian Mayhew, la actriz del momento. También sabemos que Rose es sorda, ya que se comunica a base de mensajes escritos. La chica siempre muestra un semblante triste. Tanto Ben como Rose necesitan encontrar su lugar en el mundo. Dos historias. Dos vidas. Dos personas que, aparentemente, no tienen nada que ver. ¿Qué les depara el destino a Ben y a Rose?
Tras un primer vistazo, Maravillas impone. Es un libro que alcanza las más de 600 páginas; no obstante, lo que yo no podía esperarme es que se leyera tan sorprendentemente rápido. Lo cierto es que la parte gráfica es mucho más extensa —como ya he comentado, comprende las más de 460 ilustraciones, lo que resulta impresionante—. El hecho de que tres cuartos de la novela sean imágenes, y que el cuarto restante esté narrado de una forma ágil y sencilla, hacen de Maravillas un libro que se devora. A mí me ha durado tres horas, nada más ni nada menos. 

El método de Selznick es una de las mejores ideas que he visto en literatura juvenil en mi vida. Sin duda, capta todo el interés del lector, y dota a la historia de una tridimensionalidad que quita el hipo. Además, nos permite conocer la historia tal y como el escritor la ve en su cabeza. Selznick lleva a cabo un trabajo descomunal. La capacidad narrativa de la parte gráfica es magnífica. Chapeau.
¿Qué hay de la historia que nos cuenta? Pues es sencillamente preciosa. Un cuento con personajes entrañables, que se embarcan en aventuras para encontrar su lugar, su sitio en el mundo, lo que parece ser el leitmotiv en las obras del autor, por lo que me han comentado, aunque no he leído La invención de Hugo Cabret. Sin querer desvelar nada sobre lo que unen ambos personajes ni la historia que comparten, no puedo hacer más que animaros a haceros con el libro. 
Maravillas es una auténtica obra de arte. Se nota el amor que SM pone en cada una de sus publicaciones, ya que nos deleitan con una edición que pone los pelos de punta. Brian Selznick también tiene gran parte de culpa, por supuesto. Os invito a que conozcáis a Rose y Ben, que os embarquéis con ellos en su peculiar viaje. Porque todos estamos en el fango, pero hay quien mira a las estrellas. 
Maravillas se lleva uno de los mayores y más merecidos sobresalientes que he dado nunca. 
Ben pensó en todas las casualidades que le habían llevado hasta allí y se maravilló de la forma en que podía seguirles la pista, como si fueran una ruta trazada en un mapa del tesoro.

10 comentarios:

  1. Yo ya leí La invención de Hugo y el formato me gustó bastante... :3 me llama la atención que las historias sean separadas, que en Hugo eran la misma todo el rato. ¡A ver si puedo hacerme con él!

    ResponderEliminar
  2. la verdad es que me causa muchisima curiosidad
    besos

    ResponderEliminar
  3. Con tu reseña como para decir que no me interesa el libro!!!
    A ver si consigo echarle un vistazo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tercera reseña que leo y cada vez me pica más la curiosidad :)
    Ains, es que parece re cuco!
    Gracias por la opinión!
    Besitos :3

    ResponderEliminar
  5. Tan bueno como pensaba, ¡gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  6. La verdad que este libro pinta estupendamente y además me encanta la edición ^-^

    Un besito♥

    ResponderEliminar
  7. ¡Tengo que hacerme con uno de los libros de Brian Selznik! O será Maravillas o será La invención de Hugo, porque he leído buenísimas críticas -como la tuya- y con lo que a mí me gustan las historias ilustradas, seguro que no me dejará fría.

    ResponderEliminar
  8. Oh se ve bastante bien! no he leido la invencion de hugo pero me gustaria probar este tambien

    ResponderEliminar
  9. EL libro del año, sin dudas. El mundo está lleno de maravillas y este libro brilla entre ellas. Fue empezar y no parar. Excelente.

    ResponderEliminar
  10. Ohhhh!!! Un libro que he descubierto este mismo fin de semana y aún estoy en trance. Pero qué preciosidad!!!! TE sigo desde hoy. Saludos desde locura de lectura

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP