domingo, 8 de julio de 2012

La química secreta de los encuentros, de Marc Levy

 ¡Feliz domingo para todos! ¿Cómo ha ido esta semana? Espero que bien... Yo les traigo la reseña de uno de mis escritores favoritos: La química secreta de los encuentros, de Marc Levy.
 
 
 
<< El hombre más importante de tu vida acaba de pasar por detrás de ti. Para encontrarlo deberás hacer un largo viaje y localizar a las seis personas que te conducirán hasta él... Hay dos vidas en ti, Alice, La que conoces y la que te espera desde hace tiempo >>.

Con estas palabras, el consejo de su amiga Carol y la ayuda de su curioso vecino, Alice decide viajar a Estambul, donde descubrirá si la profecía es cierta o no.

Con este libro, Marc Levy ha vuelto a hacerlo: me ha enamorado con su historia. Desde hacía un tiempo, este escritor me había decepcionado un poco, razón por la cual estuve a punto de no leer este libro. Me alegro de haberlo pensado mejor.
Y es que entre estas páginas he encontrado al escritor que me enamoró con Ojalá fuera cierto y que volvió a sorprenderme en Las cosas que no nos dijimos.
La pluma del autor es muy bonita, estimulante y poética; sus historias entrañables, mágicas y románticas. Es lo que más me gusta del autor, sin duda.
La protagonista, Alice, es una chica londinense que ansía un cambio en su vida. Se dedica a crear perfumes, y su visión de los olores y la forma en que lo plasma en papel el escritor me ha parecido muy original e interesante.
También están los amigos de ésta, que conoceremos desde el principio de la historia y que me han caído bien, en especial Carol, con su sinceridad y coquetería.
Luego está el cascarrabias de su vecino Daldry que, por caprichos del destino, acabará acompañándole a un viaje para que Alice encuentre al hombre más importante de su vida y a darle un empujoncito a su profesión.
El telón de fondo lo integran Londres y Estambul; el primero lo voy a visitar en pocos días (así que me he apuntado un par de sitios) y la segunda es un país bastante exótico que ya está apuntado entre los lugares que visitar antes de morir. Un placer pasarse por esos interesantes lugares
Además, como viene siendo tradición en este escritor, se habla en una parte de la historia de la Segunda Guerra Mundial, dándonos un punto de vista distinto al empleado en sus anteriores libros.
Respecto a cómo está contada la historia, nos encontramos a un narrador en tercera persona que acompañará en casi toda la historia a Alice, aunque casi al final de la novela cambiará la forma de contarla.
SPOILERS
Confieso que me olía casi desde el principio el secreto que descubriría Alice en Estambul pero el escritor me ha tenido en ascuas sobre con quién se quedaría la protagonista: ¿Alan, Ethan o Can? Afortunadamente, se queda con el que yo prefería *_____* Aunque los lectores franceses lo tendrían clarísimo, ya que el título original de la historia es tremendamente espoileador (sí, me invento palabras, ¿qué pasa? xD). No lo busquen al no ser que hayan terminado el libro.
FIN DE LOS SPOILERS
Una novela que me ha devuelto la confianza en la creativida y exquisita pluma del francés, que habla del destino y de lo importante que son las decisiones o elecciones que llevamos a cabo en la vida, por pequeñas que sean. Gracias a ella descubriremos Estambul y disfrutaremos de una bonita historia de amor.
 
 

-Creo que eso no serviría de nada -dijo Alice sin titubear -. La respuesta es evidente. A los chicos les gusta luchar, y sí, está en su naturaleza. Pero cuanto más vocabulario adquieren, más disminuye  su violencia. La brutalidad es la consecuencia de una frustración, la incapacidad de expresar su ira mediante palabras; entonces, a falta de palabras, son los puños los que hablan.

1 comentario:

  1. Tengo ganas de probar algo de este autor. Me encanta que lo ambiente en Estambul :)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP