miércoles, 25 de enero de 2012

Pandemonium, de Lauren Oliver

Imagina un mundo sin sentimientos.
A estas alturas, es de sobra conocido por todos vosotros que Pandemonium ha revolucionado la blogosfera durante las últimas dos semanas. El motivo no es otro que el reto que ha organizado SM, que ya os expliqué a principios de mes. Yo era el último de mi equipo en leerlo, así que por eso mi reseña se ha demorado tanto. Pero por fin he tenido el placer de leer el libro y reencontrarme con la maravillosa Lauren Oliver. Si queréis saber qué me ha parecido, seguid leyendo. Os advierto que la reseña contendrá spoilers de Delirium
Nueva cubierta de
Delirium
En Delirium conocimos a Lena Holoway, una chica resignada a vivir en un mundo impuesto, ya que hasta el momento no se había parado a pensar si realmente había o no otras opciones más allá de la que le obligaban a seguir. Su amiga Hana sí que lo había pensado, y es por eso por lo que comienza a salir con rebeldes y revolucionarios. Lena trata por todos los medios de alejar a su amiga de todo eso, ya que bien podría costarle la cárcel; sin embargo, Lena cambiará radicalmente de opinión cuando conozca a Álex. Un mundo donde el amor está prohibido dejará de estar bien para ella, que comienza a experimentarlo... y le gusta. Finalmente y, tras un intento de fuga hacia la Tierra Salvaje, donde hay más gente como ellos, inconformistas, Lena se verá obligada a separarse de Álex, al que capturan y matan. Y ahí nos deja comiéndonos las uñas nuestra querida Lauren.
Pues bien, después de leer tantísimas reseñas que ponían Pandemonium por las nubes, he de decir que no estoy en absoluto de acuerdo. Pandemonium ha sabido cumplir, pero no es la continuación que me esperaba. Aunque no he quedado decepcionado, creo que el libro adolece de una falta de ritmo que puede llegar a aburrir. Lauren narra la historia a través de dos líneas temporales distintas: una de ellas nos cuenta qué ocurrió con Lena tras el final de Delirium y, la segunda, nos muestra la vida de Lena un año después de tales hechos. La línea temporal del entonces tan interesante como monótona en muchas ocasiones, aunque sí debo decir que la autora sabe dar golpes de efecto en los que vuelve a captar nuestra atención, si en algún momento la perdió. Por su parte, la línea temporal del ahora me ha gustado más, ya que nos muestra en lo que se ha convertido Lena, que ha dejado de ser la que antes era para convertirse en una chica mucho más guerrera. Un punto extra para el personaje y su evolución, que ha ganado mucho en interés. 
Lauren Oliver
Y lo que no me ha gustado de Pandemonium es que se pierde mucho tiempo en contar lo que ocurrió con Lena después de tener que separarse de Álex. Creo que es una historia que podía haberse resumido en un par de capítulos, en lugar de tener que ir alternando todo el libro con el presente. No me ha gustado, ya que me parecía mucho más llamativa la historia del ahora y no dejaban de intercalarla con la de entonces. La finalidad de la autora por extenderse tanto en esa línea temporal no es otra que presentarnos a los nuevos personajes, los habitantes de la Tierra Salvaje, y hacernos partícipes de la tímida transformación de Lena, pero aun así me ha gustado indudablemente más la otra línea temporal, la del presente.
Los personajes introducidos me han gustado todos en su práctica totalidad, pero mis preferidos son Raven y Julián. Raven es la chica que recoge a Lena cuando ésta llega a la Tierra Salvaje. Es, por así decirlo, la líder de su grupo, una chica joven y fuerte que ha aprendido muy pronto lo dura que puede llegar a ser la vida. Julián, por otro lado, también me ha gustado, pero no quiero decir mucho más de este personaje, ya que su importancia dentro de Pandemonium es vital, y no quiero estropearos nada.
El ritmo no es constante, por lo que a veces sí que me aburría un poco. Pero, como ya os he dicho, pronto había alguna sorpresa que te despertaba y te hacía querer leer y leer más. En esta segunda entrega no se resuelven algunas incógnitas que quedaron en el aire en Delirium, pero sí una muy importante, y hacia el final de la novela. Ese momento es lo mejor del libro, sin lugar a dudas. Ese momento ya hace que la lectura de Réquiem, tercera entrega y final de esta trilogía, sea una lectura más que obligada para aquellos que han leído Pandemonium. Menudo final.
En conclusión, Pandemonium está a la altura de Delirium, aunque ambos son libros muy diferentes. No sé cuál me ha gustado más, pero sí que con ambos he disfrutado muchísimo. A pesar de que en este segundo volumen, la autora comete, a mi parecer, el error de extenderse tantísimo en ciertas partes, no puedo dejar de admirar su pluma y su gran imaginación. Con un final de infarto, Lauren nos ha dejado con el corazón en un puño y muchísimas ganas de tener en nuestras manos Réquiem, que cerrará esta trilogía que destaca por su originalidad y buen hacer. 

Gracias a SM por organizar el reto. 

7 comentarios:

  1. A mi me encantó esta segunda parte, es increíble.
    Un beso y muy buena reseña.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la sinceridad en la crítica... hubo un par de reseñas que me parecieron bastante exageradas.

    Un abrazo! ;)

    ResponderEliminar
  3. No me he leído la reseña porque aún no me he puesto con el primero; pero con la puntuación ya veo que te ha gustado ;)

    ResponderEliminar
  4. Que alguien me cuente el final de pandemonium vale? jaja :P

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP