jueves, 28 de abril de 2011

Crescendo, de Becca Fitzpatrick

Sinopsis:
¿Te atreves a sentir la química entre Nora y Patch? A pesar de su fascinante relación con Patch y de haber sobrevivido a un intento de asesinato, la vida de Nora dista mucho de ser perfecta. Patch está empezando a alejarse y Nora no sabe si es por su bien o porque cada vez está más interesado en su archienemiga Marcie Millar.

Además, una serie de imágenes sobre su padre la acosan de manera recurrente. A medida que Nora se sumerge en el misterio de su muerte, comienza a sospechar que su sangre nefilim puede estar relacionada con el asunto. Pero Patch no le da ninguna respuesta, por lo que ella decide investigar por su cuenta, arriesgándose hasta el límite. ¿Qué verdad se esconde detrás de la muerte de su padre? ¿Puede contar con Patch o éste le oculta secretos más oscuros de lo que ella imagina? Una novela de amor, intriga trepidante y ángeles diabólicamente seductores.
******
Al ser la reseña de una segunda parte, ya sabéis que os podéis encontrar con spoilers de la anterior entrega, Hush, hush. ¡Tened cuidado si no habéis leído la primera parte!
En la primera novela conocimos a los personajes, nos enganchamos a una trama adictiva y oscura, y quedamos prendados de Nora y Patch, mientras que odiamos a Vee a partes iguales. Como podéis recordar, Hush, hush tuvo un final bastante cerrado, en el que concluyeron todas las tramas principales. Sin embargo, Fitzpatrick había concebido la historia de estos personajes como una trilogía. Y es entonces cuando nos encontramos con Crescendo, libro que me ha gustado mucho, aunque no tanto como el anterior.
El problema con el que me encontraba antes de abrir Crescendo era justamente que, al ser el primer libro autoconclusivo por llamarlo de alguna manera, en la segunda entrega se desarrollarían otras tramas. ¿Estarían a la altura de las de la primera novela? ¿Sería un libro prescindible e innecesario? He de decir que, aunque me gustó mucho más esa primera novela, Crescendo ha sabido mantener la intriga y el misterio en todo momento.
La historia vuelve a ser contada con la voz de Nora Grey, una chica que hasta hacía unos meses era completamente normal. Sin embargo, tras la incursión de Patch en su vida, comenzó a experiemtar extraños sucesos. No quiero contaros la trama al detalle de Hush, hush ya que esta novela sigue un arco argumental distinto. Al final del primer libro vimos cómo Patch se convertía en el ángel custodio de Nora. Las cosas entre ellos, por tanto, quedaron bien. Pero en Crescendo su relación atraviesa muchos baches: el miedo a que los arcángeles descubran la relación que une a Patch y Nora hace que el ángel no pueda comprometerse con la chica, por lo que ésta decide romper con él.
A partir de ahí he de decir que la trama se vuelve muy repetitiva. Nora quiere olvidar a Patch, pero no deja de lamentarse una y otra vez por él. Va a fiestas con Vee, quien hace de taxi para ella en toda la novela y, además, sale con un nuevo personaje, Scott, para darle celos a Patch. Este punto quinceañero de más que tiene el libro me resultó pesado, aunque a mí me suelen entretener todos estos líos amorosos. Pero no solo se desarrolla eso, sino que el misterio en Crescendo adquiere una mayor importancia. Nora emprende su propia investigación para descubrir qué ocurrió realmente con su padre. Tiene sueños que le revelan ciertas cosas y, además, le siguen ocurriendo extrañas cosas. En este aspecto me gustó bastante la trama. En cuanto a aspectos un poco más técnicos, he de decir que la escritura de Fitzpatrick continúa en la línea de su primera novela. Diálogos fluidos con un toque irónico, descripciones algo pesadas, y ritmo bastante bueno, en general.
En conclusión, Crescendo es una continuación que, si bien no sigue del todo por los mismos derroteros de Hush, hush, sí que sabe desarrollar algunas tramas que te hacen estar pegado a sus páginas. Los personajes siguen siendo soportables, aunque de vez en cuando quieras darles una bofetada. ¿Lo mejor? La trama de misterio que investiga Nora. ¿Lo peor? Quizá, el tira y afloja de Nora y Patch, que puede llegar a ser muy irritante. Lo recomiendo para aquellos a los que les gustó la primera novela, que seguramente quedarán encantados con ésta. Además, tiene un final que da muchas posibilidades para que el tercer libro, Silence, pueda ser el mejor de esta trilogía.

[Agradecimientos a Ediciones B]

3 comentarios:

  1. Lo siento, no puedo con Patchito y aun menos con Norita. Para mí la saga esta es de las peores que se han publicado en los últimos cincuenta años. Al leerla y sufrirla tenía la sensación de ver un libro estirado hasta la náusea por culpa de esa "relación" absurda entre dos protagonistas. Ya leeré tu opinión sobre la tercera. Yo abandono en esta.

    ResponderEliminar
  2. No me gustó tanto como Hush, hush, pero es verdad que hay mucho mucho misterio!!! yo estoy deseando que salga la última partee!!!! porque vaya final!!! ajajajjajaj
    Un besiiii

    ResponderEliminar
  3. @Jorge: No, si te entiendo perfectamente. No es de las mejores sagas juveniles que han visto la luz, pero te aseguro que las he leído peores. El problema es que si desde el principio odiaste a los personajes, es difícil remontarlo. Pero he leido la reseña que hiciste en tu blog y francamente coincido contigo en muchos aspectos. A pesar de todo, a mí me entretuvo, y me dejó con ganas del tercer y último libro ;)

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP