miércoles, 29 de diciembre de 2010

Rastro, de Maggie Stiefvater

Por más que lo desees, es imposible detener el tiempo: pasa y lo cambia todo. Y lo malo es que te arrastra consigo.

El invierno ha acabado. Para algunos es una época de cambios. De transformaciones. Pero solo para algunos: Sam sigue siendo Sam. Cole sigue siendo Cole. Isabel no sabe lo que quiere, pero sigue siendo quien es. Solo Grace no está a gusto en su propia piel. Primavera: una estación de historias que empiezan y de otras que terminan. De despedidas. De abandonos. Pero todo abandono deja un rastro.

Antes de comentar el libro, os recuerdo que Rastro es la segunda parte de la trilogía de Los lobos de Mercy Falls, es decir, MUY probablemente os encontraréis con SPOILERS. Por tanto, si aún eres un loco de la vida que se ha negado a catar la pluma de la Señoria Stiefvater por alguna sinrazón, te recomiendo que no leas la reseña, porque puede chafarte el libro. Dicho esto, allá voy.

Que quede claro que Rastro me ha encantado. Me ha gustado incluso más que Temblor. Me enfrenté a este libro con la idea que a muchos de los lectores de Temblor les rondaba por la cabeza: ¿Para qué demonios escribir una segunda parte? Es decir, el primero es genial como libro independiente. Tiene una trama brillante, una carga emocional inmensa y un desenlace satisfactorio, muy satisfactorio. ¿Por qué, entonces, hacer de Temblor una trilogía? No lo sé. Sinceramente, no quiero buscar el motivo porque me da igual. Lo único que tengo que decir al respecto es que le agradezco encarecidamente a Maggie Stiefvater su decisión de no contar la historia de Sam y Grace en un único libro. Porque, como ya he dicho, he disfrutado completamente de Rastro, de cada una de sus páginas y de cada una de sus palabras.

El final de Temblor quedó bastante cerrado: tras la separación de Grace y Sam, leímos un último capítulo increíble en el que presenciamos cómo se reencuentran, después de la transformación de Sam a humano. Así que esos cabos quedaban atados con un final emocionante y feliz. Pero... ¿realmente no quedásteis con ganas de saber más sobre los personajes? Porque si algo tiene a favor esta trilogía son sus personajes: creíbles, fuertes, a los que coges cariño de forma inconsciente. Grace, por un lado: independiente, entregada, decidida. Sam, por el otro: la perfecta mitad de Grace, sensible, soñador empedernido, real y mitológico al mismo tiempo. Ya los conocimos en Temblor, donde nos enamoraron completamente. Ambos. Juntos.

En Rastro, su relación pasa por numerosas dificultades. Con solo leer la primera frase del libro sabemos qué nos espera.

Y cuando digo que es lo que nos espera, me refiero que es lo que nos espera desde el principio hasta el final del libro, porque la trama se centra principalmente en los cambios que sufre Grace, tanto físicos como psíquicos. En Rastro la evolución de los personajes es clara. No solo cambia Grace, sino todos y cada uno de los demás personajes quedan marcados por los -escasos- sucesos que acontecen en el libro. Sam no es quien era. Se ha curado, ha dejado de ser un lobo y podrá estar con Grace siempre. O eso cree... Ahora el problema no es él. Ahora el problema es la propia Grace, que se encuentra insegura en su piel.

Mientras tanto, y de forma paralela a la historia de Grace y Sam, nos encontramos con Isabel, otro de los puntos fuertes de la historia. Aunque, como dije arriba, lo mejor de estos libros son sus personajes. Si en el primero destacan sobre todo Grace y Sam, en éste hay que tener en cuenta a los dos nuevos narradores: Isabel y Cole. Supongo que ya habréis oído por ahí que Rastro está narrado desde cuatro puntos narrativos diferentes, que aportan a la trama mucha más frescura y, al lector, muchas más ganas de coger el libro. ¿Por qué? Pues porque tenemos dos nuevos puntos de vista desde los que conocer la historia de Mercy Falls.
A Isabel ya la conocíamos en Temblor. Sin embargo, es en este libro donde adquiere el protagonismo que este personaje necesitaba. Porque sí, porque me declaro fan incondicional de esta chica. En apariencia indestructible, Isabel no es más que una chica que, como cualquier ser humano, tiene sus puntos flacos, a pesar de que ella los esconde utilizando todos sus medios. Isabel no deja de ser una chica atormentada por un sentimiento de culpabilidad, el de haber matado a su hermano en un intento de curarlo de la licantropía. En Rastro la conocemos mucho más a fondo: cómo es su vida, cómo la tratan sus padres, qué tiene en la cabeza...

¿Qué tiene en la cabeza? A Cole. Cole St. Clair era el cantante de un grupo muy exitoso, NARKOTIKA. ¿Por qué ha querido transformarse en lobo? Sí, Cole es ahora uno de los nuevos lobos de la manada de Beck. Ha pasado de ser el líder de un grupo en auge a una criatura mitológica, escondida en un pequeño pueblo, Mercy Falls. ¿Por qué? Cole es, sin duda, otro de los puntos fuertes de este libro. Su historia, los fantasmas que le atormentan... su afán por intentar reconducir su vida. Y, por supuesto, su relación con Isabel. ¿Cómo se desarrollan las cosas entre ellos? Eso tendréis que descubrirlo vosotros.
El ritmo es lento y la acción prácticamente nula. La acción física, quiero decir. No ocurren grandes cosas, aunque si hablamos de acción sentimental, tengo que decir que Rastro está desbordado de ella. La evolución de las emociones de los personajes está brillantemente llevada. Desde los cambios de Grace hasta la decisión de Cole de cambiar de vida. Todo ello se cuenta al detalle, a través de una narración perfecta, casi poética. Realmente bella.

¿Y la edición? ¿Qué os voy a contar de la edición? Sabéis de sobra que todos los libros de SM son preciosos. Al igual que Temblor, este libro cuenta con muchos relieves, dibujos al principio de cada capítulo... Inmejorable, en serio.
En definitiva: Rastro es un libro bonito en todos los sentidos, desde su exterior hasta su interior, claro está. Es un libro para aquellos que se estremecen al sentir las emociones que embargan a los personajes. Para aquellos que quedaron encandilados con Grace y Sam y tienen curiosidad por cómo puede desarrollarse la historia de Isabel y Cole. Para aquellos que quieren más sobre Los lobos de Mercy Falls. Para aquellos que, simplemente, quieren pasar unas buenas horas de lectura acompañados de todos estos personajes.




A esperar por Forever que, cabe decir, ya tiene título en español. El libro se llamará Siempre. De las tres opciones que dieron a elegir en las votaciones -Amor, Siempre o Forever-, era mi preferida, así que estoy contento de que se titule así. ¡Esperemos que no tarde demasiado en llegar!

7 comentarios:

  1. Me ha encantado la reseña, en serio. ¡Qué ganas de que me devuelvan mi libro para seguir leyéndolo!

    ResponderEliminar
  2. LA verdad no he leido la saga pero he leido reseñas de todo tipo.. a ver que tal :D

    ResponderEliminar
  3. A ver cuando cae en mis manitas :D

    ResponderEliminar
  4. Me encantó este libro, al igual que Temblor :D

    Tengo unas ganas locas de leer el tercer y último libro de la saga *O*

    ¡Besos! =)

    ResponderEliminar
  5. Saludos!
    Podrias hacerme un favor?
    porfavor visita mi blog y deja un comentario con los libros que mas te hayan gustado
    te lo agradeczo mucho
    hago una encuesta de libros populares y me gustaria saber tu opinion

    gracias
    Julia T.

    ResponderEliminar
  6. Julia: No encuentro la encuesta de libros T___T

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP