lunes, 1 de noviembre de 2010

The giver. El dador de recuerdos, de Lois Lowry


¡Hola a todos! ¿Qué tal el día extra de no hacer nada vacaciones? A mí se me ha juntado todo hoy: deberes, trabajos... Por si fuera poco, tengo que ponerme con los mails del concurso (¡espero tener el fallo pronto!) Y como quiero rentabilizar el día, pues le sumo a mi larga lista de cosas que seguramente acabaré sin hacer tengo que hacer sí o sí la reseña de The Giver, que hace unas dos semanas que lo acabé, y no puedo posponer mi opinión más.

Sinopsis: Diciembre es el mes en el que se celebra la Ceremonia anual en la que los Doce reciben sus asignaciones vitalicias determinadas por el Comité de Ancianos. Pero Jonás, un niño que cumple doce años, ha sido elegido para algo muy especial. Cuando su selección le lleva ante el más honorable de los Ancianos -el Dador-, Jonás comienza a darse cuenta de los oscuros secretos que subyacen tras la frágil perfección de su mundo.



Si entráis en www.eldador.com, podréis leer titulares sobre el libro como éstos:

'The Giver es una novela provocativa y poderosa. Te hace seguir leyendo. Y seguir pensando'

'The giver ha vendido más de 5 millones de ejemplares sólo en Estados Unidos. Un auténtico bombazo'

'Ganador del prestigioso premio Newberry'

'En Alemania las escuelas lo utilizan para explicar a Hitler'

'Uno de los libros más prohibidos y cuestionados en las escuelas americanas'


Esto que hace que, por lo menos, te llame un poquito la atención. Si además de dejarte guiar por estos titulares, buscas opiniones sobre The Giver, es muy probable que la mayoría de las que encuentres -por no decir todas- sean favorables. ¿Resultado? Tengo que leer este libro. Tengo que leer este libro. Tengo que leer este libro. Por fin puedo decir que lo he leído... y me ha encantado.

Jonás vive en la Comunidad, un lugar donde TODO está organizado. El Consejo de la Comunidad asigna profesiones, organiza familias (otorgando hijos, estableciendo 'matrimonios'... ), por poner dos simples ejemplos de su control total. Jonás es un Once, es decir, tiene once años, y la Ceremonia del Doce se acerca peligrosamente, y ésta es la última y más importante de todas las ceremonias a las que ha asistido Jonás. En ella, son asignadas las vocaciones, las profesiones que los niños deberán ejercer durante el resto de su vida.

Jonás está asustado, claro, porque... ¿y si se equivocan? ¿y si no le gusta la profesión escogida para él? El Consejo siempre acierta, ya que observa a los niños durante mucho tiempo e intentan dar en el clavo en la asignación de Misiones. Sin embargo, aJonás no se decanta por algo en especial, él siempre se ha dedicado a hacer un poco de todo. En su Unidad Famliar (su familia, vaya), sus padres intentan tranquilizarlo, restándole importancia a la Ceremonia. Finalmente, el gran día llega, y Jonás recibe la Misión de Receptor de memoria, la más importante de todas las que puede haber.

Jonás asistirá a su formación como Receptor junto al Dador, el actual Receptor de memoria. ¿En qué consiste esa Misión? Jonás recibirá por parte del Dador todos los recuerdos que éste posee, recuerdos sobre la humanidad, sobre las sociedades anteriores a la suya. Recuerdos sobre cosas que Jonás desconoce. Recuerdos sobre una guerra, sobre el fuego, sobre dolor. Pero también recuerdos sobre una cena familiar, sobre la Navidad, sobre los sentimientos. Conceptos de los que Jonás nunca ha oído hablar, ya que son cosas que ni por asomo existen en su Comunidad.

De esta forma, el chico irá aprendiendo unos valores que, hasta entonces, eran totalemente desconocidos para él, y comprenderá poco a poco que su sociedad no es tan perfecta como él cree. ¿Qué es la liberación? ¿Los adultos mienten? ¿Existe el amor en la Comunidad? ¿Existen siquiera los sentimientos en medio de tanto control? No puedo decir más del libro sin responder las preguntas que he planteado.

Algunos critican su final, demasiado confuso y precipitado, e incluso a mí me dejó un poco frío, al no resolver de forma clara el destino de Jonás. Por si fuera poco, leí seguidamente En busca del azul, la segunda parte (será mi próxima reseña), para ver si se resolvían mis incógnitas, aunque no fue así. Pero por fin, en El mensajero, se dan todas las respuestas a las preguntas que nos planteó el final de The Giver I.

The Giver es un libro juvenil que intenta ser algo más: busca la reflexión, te plantea preguntas sobre cómo es el mundo en que vivimos y cómo será si no cambian ciertas cosas. Todo esto lo hace narrando la historia de Jonás, de forma entretenida, ágil y adictiva. Sin duda, es un libro que no te puedes perder por nada.







[Gracias a Everest por el libro]

¡Un saludo! :)

6 comentarios:

  1. A mí este libro también me encantó, me alegro que te haya gustado.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Anda, y yo que pensaba que ya lo habías reseñado xD.

    A ver si me leo los siguientes :P

    ResponderEliminar
  3. ¿Así que las incógnitas se resuelven en el mensajero? o.O Y yo me dejé la saga a medias... ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  4. A mí me gustó mucho, pero el final me dejó confusa... será la próxima reseña que publique.

    ResponderEliminar
  5. A mi el final me desconcertó bastante... pero bueno, si dices que las dudas se resuelven en el tercero, tendré que seguir la saga :D

    ResponderEliminar
  6. me gusta desde la portada :)

    haber si me lo pillo pronto!

    Besos

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP