jueves, 4 de noviembre de 2010

Espejismos, Alyson Nöel

¡Hola, queridísimos hechiceros! Por fin, después de tanto tiempo vuelvo con una reseña en condiciones. Se trata de la segunda parte de Eternidad, Espejismos.


SINOPSIS: Habiendo acabado con lo único que amenazaba la relación entre Damen y Ever, es normal pensar que ya todo les va a salir a pedir de boca. Sin embargo, las cosas no son como cabría esperar. Llega un chico nuevo, Roman, que hace que la piel de Ever se ponga de punta - pero no en el buen sentido, exactamente -, además Damen está sufriendo un preocupante malestar que desembocará en una situación confusa y surrealista. Ever tiene la solución de arreglarlo todo volviendo al futuro, pero el problema es que el precio a pagar es muy alto: perder a Damen para siempre.


OPINIÓN PERSONAL:

La verdad es que al principio, si ya me caía un poco mal Ever en el anterior, aquí se me hizo in-so-por-ta-ble su innecesaria inseguridad ante la relación que comparte con su guapísimo y perfectísimo Damen. Afortunadamente, en la historia ocurre algo que la hará espabilarse un poco y ser, por fin, algo independiente y madura.

Debo decir que este libro me entretuvo muchísimo más que su anterior. Y es que sientes la misma confusión que la protagonista ante el problema que se presenta y eso te mantiene en vilo durante todo el libro.

SPOILERS:

El comienzo me dejó un poco fría - Ever estaba pesadita y con la autoestima a -250 sin ninguna razón aparente -, con eso del harén de Damen. A ver, guapa, después de 600 ó 400 años - o los que sean - no esperarías que te esperara puro y casto, ¿no? Además, muchas de las chicas las conoció antes de saber de ti la primera vez.

Pero ha intentado estar contigo durante toooooooooodo este tiempo, y eso que morías cada dos por tres, bonita. Así que déjate de tanto dramatismo e inseguridades sin fundamente, porque no cuela.

En cuanto a lo de la, llamémosla amnesia, de Damen, fue lo mejor de la historia. Por fin el prota no para de babear y babear ante Ever y dejar de decirles guarradas cursilerías en la orejita de nuestra inocente amiga.

Sin embargo, algo que me cabreó - y mucho - fue ese final relámpago y por qué desembocó en él. Ever, querida, ¿en serio te creíste lo de Roman? ¿Por qué no hiciste caso a la tétrica gemela cuando ellas te ayudaron en todo este problema? ¿Que sentías que le quedaban horas y no días a Damen? ¿Es otro de tus poderes? No, es la forma en que la autora se asegura de que nos quedemos con una boca más grande que la puerta de un mausoleo y estemos impacientes por saber cómo diantres acaba todo esto.

Que ahora Damen y Ever no se puedan tocar, ni besar y mucho menos profundizar en su relación, tiene sus partes buenas y sus malas para míi.

Buenas: más tensión sexual entre ellos y menos beso por aquí, beso por allá.

Malas: Ever se va a poner mucho más insoportable en la próxima entrega que en esta. En plan de:

Observo sus perfil perfecto, esos labios carnosos que me entran ganas de saborear. Pero no debo hacerlo porque eso produciría la muerte de mi querido y amado Damen, mi alma gemela, mi (introducir aquí pastelosos apelativos cariñosos). Qué desgraciada soy, lo mejor es que lo dejemos, así lo dejaré libre y (introducir aquí demás tonterías).

PD: Sabía que Ava no era trigo limpio, me lo olía desde que entró en Summerland.

FINAL DEL SPOILER

Así que por esas razones, se quedará con la misma nota que el anterior.







- ¡Ay! - Damon sacude la cabeza y se lleva el dedo a la boca, aunque la herida ya está curada antes de llegar a sus labios -. He olvidado ponerlas en un jarrón - dice, convencido de que ha creado las flores sin ayuda, y yo no pienso sacarle de su error.


8 comentarios:

  1. De momento es una saga que no me llama la atención.

    ResponderEliminar
  2. Uf. Es que a mi el primero no me gustó nada, nada, nadísima.
    Demasiado insoportable Ever.
    Pero tu reseña es la primera que leo, y me ha despertado la curiosidad por cómo va a parar todo esto a buen (o mal) puerto :)
    Me ha encantado lo de "introducir aqui pastelosos apelativos cariñosos" y demás xD
    Me he echado mis buenas risas con eso jaja

    ¡Un besote! ;)

    ResponderEliminar
  3. a mi no me llama mucho la atencion ^^ pero bueno no le niego el chance a nungun libro xD

    ResponderEliminar
  4. a mi tampoco me llama mucho
    pero las portadas de estos libros siempre me han encantado :3:#

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. el 1º me encanto, pero el 2º todabia no lo he leido, esta en mi lista.ya he leido comentarios de que el 2º esta bastante bien.
    Esta mu bien que pongas el spoiler camuflado, asi no se te van los ojos.
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Tengo pendiente leerlo, vamos a ver si me animo... xD

    ResponderEliminar
  7. Este libro me gusta bastante por que en sí encierra algo de misterio, no es que sea WOW que libro! pero es algo entretenido si quieres pasarla bien y te gustan libros de este tipo, como a mí. Que va, yo me enamoré de Damen, es asi todo sexy y misterioso *-* y Ever si... es algo tonta. ¿ALGO? Me parece que bastante, pero es que está algo traumada. A fin de cuentas, el creer en Roman fue lo más estúpido que pudo hacer, pero se dejo llevar por el encanto de este personaje y simplemente le creyó luego de todas las maldades que hizo, jáh, pero eso tenía que pasar, asi nuestra querida Ever no tiene contacto con Damen.

    ResponderEliminar
  8. Excelente libro! aun que debo admitir que hay decisiones que toma Ever que no me gustaron para nada, pero ,eso hizo que la historia, el misterio y sobretodo el contexto me fueran despertando aun más la curiosidad por saber que mas iba a pasar y como acabaría todo!
    Debo reconocer que espero con ansias poder leer pronto Tinieblas....

    Saludos a todos los hechizados! jejeje!

    PD: Me da mucha pena cuando Damen le dice a Ever que lo abandonó. :(

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP