jueves, 7 de octubre de 2010

El rey Cophetua, de Julien Gracq

Me pongo al día con las reseñas por fin *wii* Hoy os traigo la reseña de El rey Cophetua, que me envió la editorial Nocturna. Como sabéis, su fecha de salida estaba prevista para el 11 de octubre, pero se adelantó bastante -al final de mi ejemplar pone que se editó el 1 de septiembre-. Sin más, os daré mi breve opinión.


Sinopsis: El protagonista de El rey Cophetua, un soldado sin nombre que resultó herido en la Batalla de Flandes, inicia El rey Cophetua al rememorar el otoño de 1917 en Francia, justo antes de que la guerra llegase a su final. Es el Día de Todos los Santos. Mientras el personaje ciaja desde París a Braye-la-Foret para visitar a Nueil, un viejo amigo, evoca todos sus recuerdos de la guerra, los bombardeos y el dolor. Entretanto, piensa en su amigo: se pregunta por qué lo habrá llamado y, al mismo tiempo, desea verlo. Pero cuando finalmente llega a la villa de Nueil, éste no está. En su lugar lo recibe una doncella, también sin nombre. Entre esos dos desconocidos, prácticamente anónimos, tiene lugar un encuentro (retratado por André Delvaux en su película Rendez-vous à Bray) que, más que por el presente que por el futuro, se preocupa por el pasado, por revivir, mediante un plano intemporal, donde sólo quedan sombras, «la época en que se acabó su juventud».



El rey Cophetua pertenece a la colección Noches Blancas, por lo que si buscáis una gran aventura juvenil, mágica y demás, éste NO es vuestro libro. En el caso de que estéis buscando eso, podéis mirar la colección Literatura mágica en el catálogo de Nocturna.

Centrémonos entonces en la novela que toca hoy. En realidad, es una novelita, ya que tiene apenas 100 páginas con muchos márgenes y espacios. Como dato, tengo que decir que la leí en una o dos horas, más o menos.

No es una novela de la que se pueda hablar mucho, ni siquiera acerca de los personajes, de los que ni siquiera conocemos el nombre. Lo que sí sabemos es que hay un protagonista que se ha citado con un antiguo amigo suyo, llamado Nueil. En ese único caso, sí que conocemos el nombre del personaje, aunque éste no aparece en todo el libro. El protagonista, un soldado que resultó herido en la Batalla de Flandes, espera impacientemente la llegada de Nueil, hasta que pierde la calma.

-No creo que se trate de cenar. El teniente Nueil no llega, y esperarle más tiempo sería una indiscreción. Habrá habido sin duda algún impedimento.

Sin embargo, él sigue esperando la llegada de alguien que nunca llega. Todo esto está situado en el contexto de la Primera Guerra Mundial, que desató batallas como la de Flandes. De fondo, el protagonista oye cañonazos que nunca cesan, mientras espera y espera.

El otro punto desconcertante de la historia es la sirvienta, que va y viene, que apenas habla y que es todo un misterio para nuestro protagonista.

La acción en El rey Cophetua casi no existe. Los diálogos son muy escasos, pero dicen mucho. Los personajes, enigmáticos como ellos solos. El rey Cophetua, como se dice en el prólogo, no es un libro de respuestas, sino de preguntas. Cuando finalizas su lectura, intentas responder las preguntas que se hacen en el libro. Puede parecer frustrante acabar una novela sin tener claro qué has leído, por qué ocurría lo que ha ocurrido... En mi caso, todo lo contrario. Es mucho más satisfactorio intentar responder esas preguntas, descifrar la gran metáfora que es El rey Cophetua. Realmente es necesario leer de vez en cuando libros como éste que, más que históricos, son libros para reflexionar, para darnos cuenta de cosas que, pasadas o no, están ahí, en nuestra Historia.

La pregunta es: ¿lo recomiendo? Como ya he dicho, no creo que sea la lectura apropiada para quienes buscan una gran aventura o una acción trepidante. Pero sí, lo recomiendo para todos aquellos que disfrutan pensando en estas cosas e intentando resolver las preguntas que se nos plantean.


¡Un saludo! :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿No? Opina, sugiere, quéjate, hechízanos tú también. Pero siempre desde el respeto y la educación. ¡Esperamos tu opinión! ^^

Related Posts with Thumbnails
 

  ©Hechizos de libros plantilla y gráficos hechos por Kanon, 2010

Back to TOP